• Carazo, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El fuerte oleaje que ocurre desde hace una semana en Casares, Carazo, ha dismiunido los zarpes: de 130 lanchas solo 15 han entrado al mar, informaron representantes del sector.

En la última semana ha habido mucha lluvia en esta costera de Carazo y los pescadores aducen que el clima ha afectado la producción, ya que de 200 libras de productos marinos que sacaban a diario, solo están llegando a 40 libras.

"Sólo estamos entrando una vez en el día, pero desde la semana pasada que el mar se puso bravo no están entrando las lancha al mar, es algo normal, no es ningún fenómeno; pero sí nos afecta porque es nuestra única fuente de trabajo. Los otros pescadores no entran porque los trasmallos se rompen y para nosotros eso significa un gasto", dijo Orlando Tercero, pescador de Casares.

Los pescadores obtienen menos productos del mar. Tania Narváez/ENDAdemás, informó que la libra de pescado cuesta cincuenta córdobas, precio que para ellos es demasiado bajo para las pocas libras que logran extraer del mar.

¿Cuál es la situación de los pescadores artesanales en Carazo?

"La pesca está pésima, no logramos vivir con dos mil córdobas, ya que de eso pagamos 1500 córdobas sólo en combustible y vamos cuatro pescadores en la lancha, nos ganamos 50 córdobas cada uno. Cuando el tiempo está bueno, salen de 200 libras para arriba, ahí logramos salir adelante",indicó José García, otro pescador.

Por su parte, la Fuerza Naval mantiene las orientaciones del uso del chaleco y herramientas que garanticen salvaguardar la vida de todos los tripulantes de cualquier embarcación, ya que cuando el mar presenta demasiados movimientos las lanchas se pueden volcar.

También otra de las leyes establecidas en la Ley de Transporte Acuático es que si los marineros no acatan las órdenes, pueden ser sujetos de multas que van desde los 350 hasta los 450 córdobas.

Según información extraoficial, las olas en Casares alcanzan una altura de 0.5 a 1.5 metros y en algunas ocasiones hasta 3 metros de altura, desde hace dos semanas.