• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Los desechos electrónicos como celulares, televisores o computadoras que no se utilizan deben ser manejados especialmente y una forma eficaz es comercializándolos, ya que generalmente son arrojados a la basura, aseguró Julio Santos, miembro de Jóvenes Ambientalistas.

Santos afirmó que en Managua hay empresas que compran este tipo de desechos y que se encargan de darles un manejo adecuado para evitar que contaminen el medioambiente.

Cómo almacenarlos

Santos dijo que aprendiendo a reciclar los residuos tecnológicos para posteriormente venderlos, no solo se obtiene dinero sino que también se hace un bien al medioambiente, evitando que estos productos contaminen.

“Las baterías de uso doméstico contienen mercurio, las de carro plomo, las de celulares tienen más variedad de metales como arsénico, cadmio, cobre y hasta micropartículas de oro, todo eso expuesto al aire libre puede crear lixiviado y contaminar el suelo o mantos de agua”, afirmó Santos.

Janny Tercero trabaja en la empresa Hanter Metal que maneja desechos tecnológicos y está ubicada en Managua. Tercero señaló que las baterías o pilas son uno de los productos que más se utilizan en las calculadoras u otros aparatos y tirarlas en cualquier sitio es un constante error que se comete.

Explicó que este pequeño elemento, si se tira al suelo o se llega a quemar, contamina. “En el país no hay una planta donde se reciclan estas baterías, no son comerciables, al contrario, existen empresas que cobran por gestionar este desecho. En Hanter Metal lo que hacemos es almacenarlas y exportarlas a países que sí pueden tratar este material”, manifestó Tercero.

La especialista destacó que la población, al menos, puede guardar estas baterías en una botella plástica para aislar las sustancias que emanan. “Esto no sería lo más ecológico, pero de cierta manera se mitiga un poco la contaminación”, afirmó Tercero.

Santos detalló que los residuos electrónicos hay que separarlos y deshacerse lo más pronto de ellos, porque con el tiempo empiezan a verter sustancias nocivas para las personas. Deben estar en un lugar donde no haya animales, tampoco pueden mojarse porque después generan una combinación entre el líquido y las sustancias, un lixiviado.

De acuerdo con el estudio E Waste en América Latina, publicado en noviembre de 2015 por la Universidad de las Naciones Unidas, “se han reportado vínculos entre la exposición a los residuos electrónicos y una función tiroidea alterada, función pulmonar reducida, resultados negativos de nacimiento, crecimiento infantil reducido”.

El término E Waste quiere decir chatarra electrónica. El estudio también asegura que la manipulación de desechos tecnológicos produce “trastornos endocrinológicos, anomalías del desarrollo neurológico, resultados negativos de nacimiento, desarrollo reproductivo anormal y deterioro intelectual”.

Compra por libra

Tercero afirmó que compran desechos tecnológicos como celulares, piezas de computadoras o televisores por kilogramo.

Sobre el precio que pagan por el kilogramo de residuos electrónicos, manifestó que depende de que los aparatos vengan en piezas o enteros, por eso no detalló el valor.

Carlos Bejarano, de la empresa Acopio Mendoza, ubicada en Managua, afirma que ellos también compran desechos tecnológicos. Bejarano dijo que pagan entre 1.30 y 1.50 córdobas por la libra de residuos. Indicó que la empresa compra monitores, computadoras, televisores, celulares y otros aparatos.

El trabajo para separar los materiales es algo tedioso, declaró Bejarano. Una vez que todo está separado venden los materiales a otra empresa que se encarga de exportarla. Bejarano aseguró que, al mes, compran unas 300 libras de desechos tecnológicos aproximadamente.

Ambas empresas están especialmente acreditadas para acopiar este tipo de desechos por parte del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena) y el Ministerio de Salud (Minsa). Los destinos de los desechos tecnológicos que envían estas organizaciones son Estados Unidos y China.

Los negociantes no quisieron revelar cuáles son esas empresas a las que les venden estos productos.

Más producción de desechos

Datos proporcionados por la investigación E Waste en América Latina señalan que Nicaragua produjo, en 2014, 11 kilotoneladas de chatarra electrónica, es decir 11,000 toneladas. Centroamérica es la región que menos produce estos materiales.

Se calcula que en Nicaragua, cada persona genera 1.7 kilogramos de desechos tecnológicos, lo que va en aumento, debido a que en 2009 se producía 1.2 kilogramos.

La proyección para el 2018 que hace este estudio es que cada nicaragüense producirá 2.2 kilogramos de estos desechos.