•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La jueza de Rivas, Anabell Moreno Villalobos, ordenó casa por cárcel para el exalcalde de San Jorge, Luis Felipe Baldizón, quien está hospitalizado y ha sido sentenciado hoy a 7 años de prisión por el delito de peculado.

Una orden emitida ayer por la jueza y que se conoció esta tarde en Rivas, cambia la medida cautelar a Baldizón, quien ahora estará bajo el régimen de casa por cárcel.

La cédula judicial emitida ayer en Rivas. Lésber Quintero/ENDLa jueza de Distrito Penal de Juicio de Rivas tomó esa decisión al considerar que Baldizón presenta condiciones graves, alteración de salud somática, cardiopatía izquémica angina de pecho y enfermedad arterial periférica, entre otras.

Policía retiene en Rivas a 11 nepalíes

"Las enfermades son graves, incurables y ponen en riesgo su vida", consideró la jueza.

La semana pasada Baldizón fue encontrado culpable por el delito de peculado y hoy fue sentenciado a 7 años de prisión.

Baldizón, de 73 años, fue alcalde de San Jorge entre enero del 2005 y enero de 2009, y continúa en delicado estado de salud en el hospital de Rivas.

El Ministerio Público y la Procuraduría General de la República lo acusaron de trasladar fondos de la municipalidad a su cuenta personal, ocasionando una pérdida a la alcaldía de C$ 285,637.

Investigan a mujer en Rivas por matar a su recién nacido

El abogado de Baldizón, Giovanny Ruiz, confirmó hoy que apelarán la sentencia.

De acuerdo con el abogado defensor, en el juicio se demostró que una auditoría de la Contraloría General de la República (CGR) demostró que Baldizón devolvió el dinero, al efectuar seis transferencias de su cuenta personal a la de la Alcaldía de San Jorge.

El caso ha despertado el interés en la población.

Este caso comenzó en 2013, cuando la Procuraduría General de la República presentó la acusación, pero en agosto de 2014 la Fiscalía acusó nuevamente al exalcalde y al exadministrador financiero de la comuna, Pedro José Durán.

El supuesto peculado cometido por los dos exfuncionarios públicos se descubrió durante una auditoría de ingresos y desembolsos que realizó la Contraloría General de la República en la alcaldía jorgina.