•   Madriz, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La posibilidad de que Nicaragua pueda ser el primer país del istmo que cuente con un geoparque ha comenzado a tomar forma, ya que la semana pasada un grupo de especialistas del Servicio Geológico Checo (CGS, por  sus siglas en checo) y del Instituto de Geología y Geofísica (IGG-Cigeo) de la UNAN, junto con representantes de la Alcaldía de Somoto, concluyeron  una serie de estudios geológicos en la zona del Cañón de Somoto y del mirador Cañón Seco, en el departamento de Madriz.

Tomáš Hroch explicó que un geoparque es una extensión territorial donde se pueden apreciar fenómenos geológicos bien preservados y que pueden ser presentados de manera educativa tanto para la comunidad científica como para los turistas.

“Antes de ser declarado, un geoparque debe pasar por una nominación y previo a esto se tienen que hacer unas investigaciones geológicas en las que sale la información sobre cómo se formaron estos fenómenos, para saber bien la historia de la tierra en estas áreas particulares”, dijo Hroch.

Por su parte, Vladimir Žáček señaló que la propuesta que se trabaja involucra a cinco municipios de Madriz: San José de Cusmapa, La Sabana, San Lucas, Totogalpa y Somoto.

Atractivos turísticos e informativos

En tanto, Claudio Romero, director del IGG-Cigeo, señaló que en estos territorios existen aproximadamente 15 sitios de interés, ya sea por índole turística o bien por características geológicas únicas.

El científico agregó que posteriormente los especialistas checos presentarán un informe sobre sus indagaciones ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) con el propósito de postular estas zonas para que conformar el Geoparque Río Coco, como ha sido denominado este proyecto.

“Ellos formaron parte del grupo de investigadores que en 2004 descubrió la existencia de lo que hoy se conoce como el Cañón de Somoto, y ahora entre ambas organizaciones, el Servicio Geológico Checo y el Cigeo estamos uniendo esfuerzos para ampliar un poco más este proyecto. Precisamente el geoparque contempla alrededor de 15 puntos de interés que pueden ser geológicos o turísticos, y ahorita ellos han realizado los estudios geológicos de estos sitios para presentar un informe final a Unesco, el cual enviaría sus evaluadores para sopesar el nombramiento del sitio como un geoparque”, dijo Romero.

Lagunas, miradores, zonas de bosques húmedos y el Cañón de Somoto son algunos de los atractivos con los que cuentan estos territorios y que pueden ser aprovechados de una manera sostenible por las comunidades cercanas.

“Hay varios atractivos geológicos como el Cañón Seco, que tiene características similares al Cañón de Somoto. En la zona fronteriza está el salto Negro, con mucha naturaleza bien protegida y con un alto potencial educativo, hay haciendas donde pueden realizar ecoturismo. Laguna La Bruja, que presenta además un deslizamiento enorme producto de un proceso geodinámico y que puede ser estudiada con fines de prevención de desastres”, expresó Hroch.

Finalmente, los especialistas comentaron que una vez presentado el informe final ante la Unesco, podría transcurrir al menos un año antes de que esta organización reconozca o niegue la postulación del geoparque.