•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La jueza del Noveno Distrito Penal de Audiencia de la capital, Indiana Gallardo, admitió ayer la acusación por homicidio contra Gerald Montoya Velásquez. La jueza anunció que el próximo viernes resolverá el incidente promovido por el abogado Álvaro García.

“La ley me da cinco días para resolver el incidente (por falta de acción) que promueve la defesa, pero yo lo voy a resolver en tres y por eso nos vamos a ver el viernes aquí”, afirmó la judicial.

La defensa de Gerald Montoya alega que su actuación no constituye delito porque actuó en defensa de su hermana Lucero Montoya, quien murió a manos de su expareja, el controlista de radio David Maltés Pérez

Hechos

La madrugada del 30 de abril del año en curso, Lucero Montoya Velásquez, de 23 años, regresó a su casa ubicada en el barrio La Fuente, en Managua, donde su expareja Norlan Maltés Pérez, un controlista de una radio cristiana, sacó un cuchillo y le propinó 11 estocadas. Ella era la madre de sus tres hijos, entre ellos unos gemelos de cinco años. Seis años de relación terminaron en diciembre pasado, pero él aún no lo aceptaba.

Cuando la familia de Lucero Montoya salió a observar qué estaba pasando, ella ya estaba herida. Por eso decidieron trasladarla al hospital Manolo Morales en un taxi, pero murió en el trayecto.

Fue en ese momento que Gerald Montoya se abalanzó contra el femicida y lo sujetó del cuello hasta asfixiarlo, según la acusación fiscal.

Sin embargo, semanas después del crimen, se conoció que el dictamen remitido por el Instituto de Medicina Legal indica que Denis Maltés murió por asfixia mecánica, al ser ahorcado con un alambre o mecate.