•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Rechel Paola Rostrán Obando, de 16 años, cuyo cadáver fue encontrado en una vivienda de Managua el pasado 29 de junio, fue enterrada viva en esa casa luego que sus asesinos la golpearan hasta dejarla inconsciente, informó ayer la Policía Nacional luego de presentar a dos de los implicados. 

En la vivienda, ubicada en el barrio Sol de Libertad de la capital, el cadáver de Rostrán Obando estuvo enterrado durante cinco meses y su hallazgo se dio cuando el inquilino, haciendo trabajos en las tuberías, encontró una osamenta y dio aviso a las autoridades.

Con ella contabilizan 28 mujeres asesinadas en lo que va del año en Nicaragua. Las organizaciones defensoras de los derechos humanos han alertado sobre la saña en los casos de violencia de género y el aumento en la crueldad de los mismos.

El caso

La Policía informó que de acuerdo con el dictamen médico legal, cuando los victimarios trataban de borrar evidencias al compactar la tierra con una barra y una pala, le provocaron fracturas en las piernas a la adolescente.

Estos datos fueron revelados ayer por el comisionado general Francisco Díaz, subdirector de la Policía Nacional, en una conferencia de prensa.

Los hechos sucedieron el 20 de enero. La víctima estaba en la casa de su pareja sentimental Milton Anthony Mendoza Jiménez, quien falleció en un accidente de tránsito en abril de este año.
Ambos se encontraban en compañía de Walter David  Darbelles Jiménez. El relato policial indica que el novio de la joven salió y ella se quedó con Darbelles Jiménez y con una amiga, cuya identidad es desconocida. Luego surgió una discusión entre ellos.

“Están detenidos Walter David Darbelles, Guillermo José Cuaresma, la adolescente de iniciales A.J.G., de 16 años, y Maikel Prado se encuentra prófugo”, dijo el jefe policial.

“Hubo una discusión entre los tres, seguidamente Walter David Darbelles golpea en varias ocasiones a Rechel Paola Rostrán en el rostro, ocasionándole fracturas hasta dejarla inconsciente”. 

“Posteriormente Darbelles Jiménez busca a Guillermo José Cuaresma Núñez y a Maikel Prado, a quienes les solicita apoyo para ocultar el cuerpo, procediendo entre los cuatro a cavar una fosa en la sala de una casa”, manifestó el comisionado general Díaz.

Ayer mismo los padres de Rechel, Jorge Luis Rostrán y Paola Obando Castillo, fueron citados por las autoridades policiales a la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), conocida como El Chipote.

“Desde anoche (miércoles 26 de julio) fueron citados y tenían que presentarse a las 8:00 a.m. aquí (en El Chipote), no sabemos para qué, ni en qué calidad están. Lo único que nosotros queremos es pedir justicia, que los asesinos paguen por su crimen”, dijo Lesly Rostrán, tía de la víctima, quien permanecía en las afueras de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ).