•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuatro maestros del sistema de educación pública del país fueron reconocidos esta semana por autoridades del Ministerio de Educación (Mined) tras haber ganado el Certamen Nacional de Innovación y Creatividad para la Calidad de los Aprendizajes. 

Los docentes fueron Luis Enrique Saavedra Torres, de Estelí, y Ruth Isolina Poveda Cáceres, de Somoto, galardonados como mejores docentes de primaria a nivel nacional. Alexander Soza Cano, de Juigalpa, y María Cristina Rodas Calero, de Condega, fueron reconocidos como mejores maestros de secundaria en el país.  

En el concurso participaron 76 educadores de todos los departamentos, quienes se reunieron el miércoles pasado en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN) sede Managua, tras haber superado varias etapas a nivel de centro educativo, municipal y departamental. 

Los docentes debían presentar proyectos educativos vinculados con las nuevas tecnologías y plataformas digitales.  

El mejor de primaria

Luis Enrique Saavedra Torres, de 38 años, y con más de 16 años de experiencia en la enseñanza, fue recibido en Estelí por estudiantes, docentes y autoridades locales del Mined tras haber sido reconocido como el mejor docente de primaria. 

Saavedra, docente del centro escolar Enmanuel Mongalo, dijo que el magisterio es una labor que desde adolescente aspiró a desempeñar, por lo que está comprometido con la educación “creando, innovando para el bien de la educación”. 

El docente esteliano participó en el concurso con el diseño de un amplio programa de enseñanza que recoge una serie de aplicaciones móviles para el enriquecimiento novedoso en la educación. 

“Pudimos innovar, crear estas aplicaciones móviles educativas para usarlas en las materias de matemáticas, inglés, lengua y literatura”, dijo Saavedra, añadiendo que hoy día los estudiantes requieren métodos de enseñanza modernizados e interactivos que se puedan usar a través de las tabletas electrónicas, los celulares o computadoras. 

Esas aplicaciones ya están siendo usadas por los estudiantes de Saavedra, quienes logran también recibir las asignaciones y tareas por medios electrónicos. 

Cristhel Nicol Cárdenas Gómez y Daniela Yamileth Gutiérrez Vargas, estudiantes de cuarto grado de primaria, dijeron que Saavedra es un gran docente que les ha enseñado con entusiasmo y de manera divertida asignaturas como las matemáticas, lengua y literatura, así como el manejo adecuado de los equipos y la tecnología.  

El mejor de secundaria

Con el proyecto “Comunicarnos bien hoy no es una tarea pendiente”, el profesor de lengua y literatura del Instituto Nacional de Chontales (Inach), Alexander Soza Cano, obtuvo el primer lugar como maestro de secundaria a nivel nacional.   

El proyecto del docente originario del municipio de Santo Domingo se basa en la utilización de dos aplicaciones gratuitas: Google drive y Google docs, para que “los alumnos desde sus teléfonos, tabletas o computadoras puedan trabajar en línea desde sus casas”. 

Dicho proyecto le tomó varias noches de trabajo, aunque desde febrero lo trabajó en conjunto con sus alumnos. 

Soza, de 30 años, considera que a los estudiantes se les debe dotar de herramientas tecnológicas y que el maestro a su vez debe instruirse en el uso de la tecnología. Él mismo aseguró que nunca ha ido a un curso de computación, pero que ha aprendido a usar la computadora de forma autodidacta. 

“Creo que los docentes del siglo XXI no deberíamos obligar a los estudiantes a que se adapten a nuestra realidad, es al contrario, porque ahora el estudiante piensa con tecnología”, manifestó el docente, quien comenzó a dar clases a los 15 años en un proyecto para jóvenes y adultos. 

Soza también labora en la UNAN sede Chontales enseñando Lengua y Literatura, supervisando prácticas pedagógicas e impartiendo el seminario de graduación a los estudiantes.  

Este es el segundo año consecutivo que un maestro de Chontales obtiene el título de mejor maestro de secundaria. El año pasado el ganador del concurso fue el profesor José Adán Uriarte, quien también trabaja en el Incah.