•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Redacción web

Con la llegada del buque Seven Seas Navegator inició una nueva temporada de cruceros en Chinandega, en donde se espera que 36 barcos que pasean por el Océano Pacífico lleguen al país en el próximo semestre.

La nueva temporada de cruceros inicio sorpresivamente. El sábado 30 de Julio se recibió al primer crucero que llegaba de Puerto Quetzal, Guatemala, con 494 pasajeros y 355 tripulantes, el 70 por ciento de los cuales bajó a tierra para degustar la comida nicaragüense, en los diferentes restaurantes ubicados en la playa de Corinto.

El Seven Seas Navegator ya se despidió de los corinteños y será hasta el próximo 20 de Septiembre, después de las fiestas patrias, que lleguen consecutivamente buques de gran calado al puerto nicaragüense hasta cerrar el 23 de junio de 2018, con la visita del buque Insignia.

Ofelia Manzanares, Delegada del Instituto de Turismo en Chinandega, destacó que esta institución promocionó a Nicaragua como destino turístico en las ferias internacionales desarrolladas en Centroamérica y Europa. “Anasha Campbell, nuestra codirectora le ha dado importancia a las ferias nacionales porque a través del turismo interno, se mueve la economía en cada departamento y se conoce más de las bellezas del país”, dijo Manzanares.

En la nueva programación de visitas se suman dos nuevas líneas navieras: el barco Viking Sun y el Silver Explorer.

Beneficios al turismo local

Para Rita Acuña, propietaria del Restaurante El Espigón, la temporada pasada fue muy productiva.  “Una de las mejores. Los comensales europeas son exigentes y demandan platillos a los que se les agrega vegetales de nuestra cosecha nacional, bien marinados y cervezas frías, porque disfrutan de la corta estadía, del calor y el paisaje”, dijo Acuña.

Las turoperadoras no han logrado animar a todos los pasajeros a bajar. Un 20 por ciento de los pasajeros deciden quedarse en Corinto, mientras que otros grupos visitan la catedral y los hervideros de San Jacinto en León, como el museo Chorotega, la finca El Cortijo y la Basílica Menor de El Viejo, en Chinandega.

Los empresarios turísticos de Chinandega, recién acaban de recibir bonos para mejorar las condiciones de sus restaurantes y hoteles, a través de la entrega de un ticket para adquirir paneles solares, cocinas industriales, lotes de avituallamiento de recamaras, con los que darán servicio de calidad a los extranjeros.