•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Policía Nacional, el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y el Instituto Nicaragüense para la Promoción del Consumo Responsabel (Inprocres) presentaron esta mañana un Plan Integral de Seguridad Vial que busca reducir en un 10% los accidentes de tránsito en Nicaragua y lesionados por esta causa.

A la vez, se pretende disminuir en un 6% las muertes por accidentes en comparación al segundo semestre del año pasado.

Según datos de la Dirección de Tránsito Nacional, en el 2016 se reportaron 41,588 accidentes,dejando como resultado: 4,781 personas lesionadas y 791 fallecidos.

De los muertos en los accidentes de tránsito, el 72% perdieron la vida en accidentes en las carreteras.

En el primer semestre de este año se registraron 21,517 accidentes, 2,041 lesionados y 425 personas fallecidas.

"En el plan se da a conocer que en el 2016 se produjo un aumento del parque vehicular del 8.8%, también se incremetó el número de conductores en un 11.1% respecto al 2015, dándose en el mismo período un 23.5% de incremento de accidentes de tránsito; 16.2% de lesionados y 17.2% de fallecidos", explicó el comisionado general Francisco Díaz, subdirector de la Policía Nacional.

El plan que se implementará a partir de este mes, prevé reformas a la Ley 431 y 856 (Ley para el régimen de circulación vehicular e infracciones de tránsito y sus reformas), en lo que respecta a calificación y tipificación de las multas, reglamentación de la Ley de Tránsito y actualización de las normas de investigación de accidentes, registro vehicular y educación vial, con el objetivo de implementar procedimientos más ágiles y efectivos.

Prevención

Díaz señaló que esta nueva iniciativa de la Policía Nacional en conjunto con la empresa privada comtempla analizar y actualizar la señalización de las vías, priorizando los pasos peatonales; los reductores de velocidad; la ubicación de señales preventivas, prohibitivas e informativas y de límites máximos y mínimos de velocidad, así como la ubicación adecuada de paradas de buses y parqueos en la vía pública.

Asimismo, se diseñarán campañas de prevención vial a través de los medios de comunicación con mensajes dirigidos a evitar infracciones de tránsito.

"Desde que iniciamos este intenso trabajo para desarrollar el plan, se estuvo claro que se deberían promover acciones de carácter inclusivo, ya que lo que estamos enfrentando es un problema de carácter social. Las personas que fallecen en accidentes no son solo números, quedan familias enlutadas y toda una sociedad impactada. Por eso la participación ciudadana en este plan debe ser indispensable", comentó José Adán Aguerri, presidente del Cosep.

José Manuel Juanatey, director del Inprocres, destacó la importancia de la educación vial desde las escuelas.

"Necesitamos hombres y mujeres que sientan una responsabilidad con la conducción y debemos enseñárselas desde pequeños", declaró.