•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El peligroso cuadro de salud en que se ha visto inmerso el sacerdote católico de la Iglesia Nuestra Señora de la Concepción, Presbítero Juan Bautista Peguero de la Rosa, mejoró levemente.

"Todavía está en cuidados intensivos en la casa cural. Es atendido por un médico y dos enfermeras, pero todavía no está del todo revertida la crisis", confirmó el Padre Jose Daniel Ibarra Romero.

El estado de salud del religioso preocupó al pueblo de Villanueva, que sigue con atención su mejoría, por la cual hacen ruegos a toda hora del día.

El sacerdote  Juan Bautista Peguero de la Rosa (atrás). Carol Munguía/ENDEl padre Peguero tiene restringida la visita únicamente para una hora por la mañana, otra por la tarde y una más en la noche, a las que se ingresa con medidas de higiene. Se ha prohibido la toma de fotografías.

"Él presenta fiebre. A veces está lúcido y en otros momentos del día se desmejora porque lo que él tiene es neumonía", dijo Luz Evangelina, quien llegó esta madrugada a asistir al enfermo.

Pareja vende el premio mayor después de 25 años de distribuir lotería

El sacerdote Ibarra informó que el Obispo fue informado y está pendiente del estado de salud de quien es considerado un sacerdote que tiene virtudes de santidad.

El alcalde de Villanueva, Juan Gómez, dijo esta mañana que son momentos duros para un pueblo que le ha querido, porque Peguero dio su vida por las comunidades del Norte de Chinandega.

El anciano sacerdote es originario de República Dominicana, país al que no retornará porque su decisión es enterrarse en este municipio de Chinandega.