•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Juan Alberto Talavera, conocido cariñosamente como “Cañitas” se encaminaba junto a su  esposa Azucena Fuentes para asistir a la misa dominical de la parroquia San Francisco de Asís del barrio El Rosario, ubicada en la zona noroeste de la ciudad de Estelí.

“Apúrese Azucena para que tomemos los primeros asientos de la parroquia” le señaló Talavera a su amada esposa, quienes desde hace décadas conservan la norma religiosa de asistir a la misa dominical de las seis de la mañana. De inmediato la señora apresuró el paso sobre la acera.En ese momento miraron algo similar a una maleta de ropa en un pequeño jardín de una de las calles próximas al templo religioso.

Les llamó la atención porque estaban dos perros vagabundos merodeando muy cerca y algo que había dentro del envoltorio se movía lentamente.

Curiosos se aproximaron y comenzaron a platicar. Poco a poco desenvolvieron la maleta y cuando terminaron de apartar los trapos se llevaron una tremenda sorpresa, pues se trataba de  una bebita  recién nacida.

En su cuerpecito tenía residuos de placenta,  sangre  y excremento. Los buenos samaritanos informaron de inmediato a los vecinos del lugar y se dispusieron a limpiar a la criatura. Mientras otros llamaban a las autoridades policiales. Posteriormente una patrulla de uniformados de forma discreta iniciaron las investigaciones, además de tomar fotografías al lugar y a la recién nacida, a quienes la encontraron y a la ropa con la cual fue cubierta.

Aparentemente la madre la dejó abandonada de forma consciente y de modo que los trapos con que la envolvió no le afectara la respiración.  

La criatura fue trasladada al hospital de Estelí y fue ingresada oficialmente casi a las once de la mañana.

Según se supo, tiene  un peso de 4,000 gramos, una talla de 36.1 centímetros. Sí presentaba quemaduras en su abdomen, lo que evidencia que luego de cortarle el cordón umbilical trataron de cauterizarle el área con un objeto de forma artesanal o casera.

Hasta ahora las autoridades policiales ni médicas se han pronunciado oficialmente, aunque se conoció que la bebita  ha sido sometida a una serie de exámenes clínicos para conocer su condición de salud y su tipo de sangre.

La familia de los señores Juan Alberto Talavera y Azucena Fuentes solicitaron que les permitan adoptar a la bebita.

Es de señalar que en el  sector ha llamado la atención de las familias ese hecho, ya que antes en esa área no se había presentado algo similar. 

El sitio donde fue encontrada la criatura es lugar de pase para varias comunidades ubicadas en la zona noroeste del municipio de Estelí, también es una zona donde asienta una gran cantidad de empresas tabacaleras que emplean mano de obra femenina en su mayoría de otros lugares de El Diamante de Las Segovias y sobre esa dirección encaminan las investigaciones las autoridades policiales, según se conoció.