•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un conjunto de refugios artificiales submarinos cumplió el objetivo de aumentar las poblaciones de langosta en el mar Caribe de Nicaragua, para dar sostenibilidad a la industria pesquera local, informó hoy la FAO.

Al menos 5 de los 11 refugios instalados hace apenas cinco meses ya presentaban poblaciones de langostas este agosto, resaltó la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en una declaración pública.

Debido al éxito de la estrategia, 13 nuevos refugios fueron instalados en los Cayos Miskitos, a unos 40 kilómetros al este de las costas nicaragüenses, agregó la FAO.

Los refugios son estructuras de concreto que miden 1.5 metros de largo, por 1.2 metros de ancho, y 15 centímetros de alto, instalados a profundidades de entre 2.5 y 2.1 metros, en el lecho del mar Caribe.

La FAO también indicó que los accidentes de buceo debido a prácticas poco seguras se redujeron, sin brindar datos ni más detalles.

El proyecto de los refugios para langostas es ejecutado entre la FAO y el Instituto Nicaragüense de la Pesca y la Acuicultura (Inpesca).

La langosta fue el noveno producto de exportación en Nicaragua en los últimos dos años, al lograr ventas por 74.2 millones de dólares en 2015 y 63.7 millones de dólares en 2016.

Cada año las poblaciones de langostas en Nicaragua son protegidas por una veda que va del 1 de marzo al 30 de junio.