•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un hombre que manoseó a una niña de 15 años cuando esta se dirigía a su centro de estudio fue declarado culpable ayer por el delito de abuso sexual, y el próximo viernes se tiene prevista la condena que lo podría dejar varios años en la cárcel.

Se trata del ciudadano Nor Alexander de Trinidad Castro, de 25 años de edad, quien la mañana del dos de marzo de este año observó a la chavala cuando esta se dirigía al colegio Primero de Mayo, ubicado en la colonia del mismo nombre en Managua. 

La víctima vive en Villa Venezuela y todas las mañanas camina desde ahí, pasa por Villa Flor Norte, hasta llegar al colegio Primero de Mayo. En la acusación se indicó que el hombre estaba parqueado en la acera de la iglesia Mormona de Villa Flor, cuando vio a la joven que caminaba rumbo al colegio a eso de las 6:40 de la mañana. Entonces la persiguió montado en su moto y justo cuando estaba en la calle del costado norte del colegio, viendo que la estudiante estaba sola, se bajó de la moto para agarrar a la adolescente y hacerle tocamientos lúbricos en sus partes íntimas. La joven trató de defenderse y gritó. 

El hombre se marchó en su moto, pero la estudiante vio que en ese mismo momento el oficial de policía Kevin Ricardo Narváez circulaba en la zona y denunció al abusador. Se realizaron las investigaciones logrando la captura de Alexander de Trinidad.   

La juez Henryette Casco, titular del juzgado quinto de Distrito Especializado en Violencia, encontró culpable al señalado por del delito de abuso sexual y el próximo viernes se leerá su sentencia. La pena podría ser de hasta 12 años o menos, según el criterio que aplique la judicial.   

Inicia juicio contra presunto abusador 

En los juzgados de Managua inició ayer el juicio en contra de Ronald Smith Martínez, de 24 años de edad, acusado de abuso sexual contra una niña de tres años, hecho que habría ocurrido a finales de diciembre del año 2015 en el barrio Jonathan González de Managua.

El juez Edén Aguilar, titular del juzgado  ercero de Distrito Especializado en Violencia, inició el juicio escuchando a una de las primeras mujeres que atestiguarían en contra del acusado. El judicial pidió a los medios de comunicación que salieran del recinto por la naturaleza del caso. Luego decidió reprogramar la continuidad del juicio para el día 16 de agosto.