•   Santa Rosa del Peñón, León  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La compañía Condor Gold intenta dialogar con un grupo de pobladores de Mina la India, municipio de Santa Rosa del Peñón, que desde el viernes mantienen un tranque para evitar el acceso del personal de esta empresa minera a la zona donde realizará exploraciones legalmente autorizadas.

“Seguimos insistiendo en el diálogo. Hemos creado lazos con sectores de la comunidad a través de los beneficios sociales que impulsamos. Hemos dialogado con otros sectores, si me pregunta directamente si hemos dialogado con este grupo (el que actualmente encabeza el plantón), no hemos tenido un acercamiento, pero estamos buscando cómo acercarnos para dialogar”, declaró a El Nuevo Diario Víctor Martínez, representante de la empresa.

Condor Gold realiza trabajos de exploración minera desde 2012 y, según explica Martínez, “el proyecto no perjudica a los mineros artesanales; hemos logrado 24 acuerdos desde 2010 a agosto de 2017; 24 acuerdos con la cooperativa de mineros artesanales de la localidad para realizar estudios”.

La Cámara Minera de Nicaragua (Caminic) emitió un comunicado expresando su preocupación por “la situación que ocurre en Mina La India, donde algunos miembros de esa comunidad impiden el derecho al trabajo de los habitantes que son colaboradores de Condor Gold, empresa que genera empleo y realiza trabajos de exploración en ese lugar”.

Lea además: Suben las exportaciones de oro en el primer cuatrimestre de 2017 

“Caminic reconoce el derecho de los nicaragüenses a la estabilidad laboral, la libre circulación de las personas, la seguridad de los habitantes y sus bienes materiales, así como el derecho a manifestar sus puntos de vista en un contexto de diálogo, respeto y armonía”, expresa esta organización empresarial.

Olman Salazar, coordinador del Movimiento Comunal Santa Cruz de la India, expresó que los pobladores que protestan están de acuerdo en dialogar, pero su demanda es “que esta empresa suspenda la perforación que quiere hacer, porque afectaría el casco urbano y la ley lo prohíbe”.

“Hay 35 huecos perforados en el casco urbano y la ley lo prohíbe. La empresa debe irse a un lugar que ellos tienen y que está a seis kilómetros de mina la India”, asegura Salazar.

Al respecto, Martínez dice que en el cumplimiento de la ley se han realizado los respectivos estudios y tienen “acuerdos con los dueños de las fincas privadas donde se realizan los estudios, se explican los trabajos que se van hacer, se tasan las compensaciones por la renta del espacio para los estudios y se cumple con las leyes ambientales”.

En oposición a quienes trancaron las vías, decenas de personas de Mina La India salieron a las calles a dar su apoyo a la empresa Condor Gold, portando mantas en que exigían se les respete el derecho a tener un empleo y a circular con libertad.

Generan empleo

La compañía Condor Gold está en Nicaragua desde el año 2006 y tiene oficinas en Santa Cruz de la India desde el 2010.

“Realizamos procesos informativos, empleamos a la mayor cantidad posible de personas de la localidad. Con campañas de información, se evacúan las dudas de los pobladores y se aclara cada uno de los trabajos”, señala Martínez.

Agrega que “no estamos desplazando a nadie, por el contrario, generamos empleo, tenemos rentadas seis casas en la comunidad, trabajamos con  nueve proveedores locales, hay 135 trabajadores, la  mayoría son la de zona; tenemos proyectos sociales”.

El presentante de Condor Gold advierte que si no pueden realizar los estudios geológicos, “los trabajadores son los que se verían afectados porque tendríamos que prescindir de 60 trabajadores locales; esto afectaría a 300 personas de la comunidad”.

Esta es la primera protesta contra esta compañía minera, y el bloqueo de la vía “también afecta a los güiriseros y a los transportistas de las brozas”, comenta Martínez.

“Comprendemos que puede crearse algún tipo de recelo (por los proyectos), pero estamos trabajando desde 2010. Podamos dialogar y llegar a puntos de entendimiento”, enfatiza Martínez.

La máquina perforadora logró entrar la madrugada de este martes resguardada por policías hasta el punto de perforación, pero el grupo que protesta continuaba impidiendo la circulación de vehículos de la empresa de güiriseros de la zona.

Carolina Hernández, vocal del movimiento de protesta, dijo que se oponen al proyecto porque “desplazará a los mineros artesanales, que somos más de 3,000”.

Caminic también hizo un llamado “al diálogo y al consenso”, indicando que estos deben ser “los únicos mecanismos para discutir diversas opiniones sin coartar los derechos de los otros”.

Asimismo enfatiza en que las empresas socias de Caminic contribuyen “al crecimiento económico de Nicaragua mediante la generación de empleo y desarrollo social, basados en relaciones cordiales con cada actor según nuestro enfoque de minería para todos”.