•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La vida del sacerdote más anciano de la Diócesis de León se está apagando. El cura católico de la Iglesia Nuestra Señora de la Concepción, del municipio de Villanueva, Chinandega,  Presbítero Juan Bautista Peguero de la Rosa, se encuentra en agonía.

Decenas de personas se concentraron desde ayer en la casa cura, para acompañar al sacerdote José Daniel Ibarra, quien está al cuidado del cura enfermo.

"Ha superado las expectativas médicas, él padre Peguero está muy mal, su muerte podría darse en cualquier momento, pero aún respira", dijo el Padre Ibarra.

La alcaldía Municipal de Villanueva, ha colocado toldos frente a la Parroquia Inmaculada Concepción, en espera del deceso de quien por 40 años sirvió y acompañó espiritualmente a los católicos de esta iglesia.

El alcalde Juan Fernando Gómez, aseguró que se están dando los últimos cuidados al “guía espiritual”.

Estudiantes, representantes de las comunidades,  El Obraje,  El Nancital, Santa Anita, San Ramón, todas pertenecientes al municipio de Villanueva, están en la casa del cura de origen dominicano, Juan Peguero, considerado por sus feligreses “un verdadero hijo de Dios”.          

              En Chinandega existen tres sacerdotes ancianos. El Padre Peguero, el  Presbítero italiano Adelino Fossa de 87 años, perteneciente a la orden Jesús Divino Obrero y sacerdote Daniel Pérez, de 83 años, cura párroco de la Iglesia Nuestra de Guadalupe.                        

El padre Peguero cumple en Noviembre 101 años y tiene más de 55 años de estar de servicio en Nicaragua.