•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La resolución del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, con la que se modifica el ingreso a territorio colombiano a ciudadanos nicaragüenses que sean originarios de las regiones autónomas de la costa Caribe o que posean visa estadounidense comenzará a ser efectiva a partir del próximo 25 de agosto, informó la Embajada colombiana en Managua a través de un comunicado de prensa.

Dicha resolución —número 5622— fue promulgada el pasado 19 de julio por el Ministerio de Relaciones Exteriores colombiano, y busca “facilitar los reencuentros familiares, impulsar el turismo y el comercio”, señala el comunicado. 

En la última semana de julio, la sede diplomática había señalado que ciudadanos nicaragüenses originarios de las Región Autónoma de la Costa Caribe Norte y Región Autónoma Costa Caribe Sur podrán ingresar al territorio colombiano con tan solo presentar su pasaporte vigente. 

Asimismo los nicaragüenses que tengan visa de Estados Unidos o la visa Schengen —que permite circular por territorio europeo— y con una vigencia no inferior a180 días, tampoco requerirían del visado colombiano para ingresar al país suramericano. 

Y agrega que los nicaragüenses que ingresen con las exenciones de visado mencionados deberán pagar una tasa de US$10 en el puerto de ingreso a Colombia. 

También el documento explica que “los nacionales de Nicaragua que requieran visas especiales o de larga duración (estudios, residencia, laborales, cónyuge de nacional colombiano) deberán tramitar obligatoriamente el visado en el consulado de Colombia más cercano a su lugar de residencia”.

Agrega que los ciudadanos nicaragüenses que no califiquen en las dos categorías anteriores, deberán seguir tramitando su visa de la manera acostumbrada.

Según cifras de la Autoridad de Control de Migratorio y de Extranjería de Colombia, hasta junio de este año un total de 229 nicaragüenses habían ingresado al país suramericano, de este total, 114 eran mujeres y 115 fueron hombres.

Limando asperezas

Durante la celebración del Día de la Independencia de Colombia a finales de julio pasado,  el embajador del país suramericano en Managua Carlos Salgar señaló que la derogación del llamado “impuesto patriótico”, por parte de Nicaragua a los productos provenientes de Colombia ha tenido un impacto positivo en el dinamismo comercial entre ambas naciones.

El impuesto patrio del 35% se aplicaba a los productos colombianos desde 1999 para financiar las disputas legales entre ambos países por territorio en el mar Caribe, dicho impuesto fue derogado el pasado 23 de marzo.

El contexto en que fue emitido el “impuesto patriótico” cambió en 2012, cuando la Corte Interamericana de Justicia (CIJ) de la Haya, emitió una sentencia con la que delimitó la frontera marítima entre ambas naciones; restituyendo a  Nicaragua un área en el mar Caribe de aproximadamente 90,000 kilómetros cuadrados, y otorgando a Colombia la soberanía sobre los siete cayos del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, derogando como la línea fronteriza entre los dos países el meridiano 82.