•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Policía Nacional registra 500 personas fallecidas en accidentes de tránsito hasta inicios de agosto, reflejándose 49 muertos más en comparación a los datos del mismo periodo del año pasado, indicó la comisionada general Vilma Reyes, jefa de la Dirección de Seguridad de Tránsito Nacional (DSTN).

La población joven continúa siendo la más afectada por la accidentalidad en las vías. La mayor cantidad de fallecidos sigue estando en el rango de edades de 21 a 40 años.

“La lucha es reducir los muertos y lesionados.  En relación al año pasado,  para esta fecha había 451 muertos y este año llevamos  500, tenemos  49 muertos más y  se mantiene el rango de las edades (de los fallecidos) entre 21 y 45 (años)”, señaló Reyes, quien ayer sostuvo una reunión evaluativa con los jefes de Tránsito a nivel nacional.

La tendencia en este año apunta a que la población de 21 a 40 años continuará siendo la más afectada por la accidentalidad. Entre los días del 8 al 15 de mayo pasado murieron 29 personas, de las cuales 13 no superaban los 25 años. Durante la semana del cinco al 12 de junio fallecieron 21 ciudadanos por colisiones en las vías y siete de ellos eran menores de 35 años. 

En el 2016 murieron, en accidentes de tránsito, 791 personas, de las cuales 502 estaban en el rango de edad de 16 a 40 años.  

La cifra  “es normal, porque el 70% de la población nicaragüense es menor de 35 años, es lógico que la cantidad de afectados estén en ese rango de edad, porque es la mayor cantidad poblacional”, valoró el analista Francisco Xavier Bautista Lara. “El dato no es más que la demostración de la proporcionalidad poblacional del país”, reiteró. 

Sin embargo, a juicio de Bautista Lara se están “viviendo las consecuencias del incremento significativo del parque automotor, hubo una mejoraría en la economía del país y la población tuvo mayor capacidad de comprar motos y automóviles”.

La situación se complica porque “la capacidad para educar a los conductores es limitada, no es lo mismo capacitar a 10 que a 100, además, la capacidad para controlar en las vías a los conductores y peatones es limitada por la condición económica del país y la expansión de las carreteras no ha sido similar al disparo significativo del parque automotor. Este fenómeno ha ocurrido en muchos países”, agregó. 

Capacitar a motorizados

La comisionada Reyes recalcó el trabajo en el tema de las capacitaciones que la Policía coordina, más ahora en conjunto con el sector de la empresa privada, que incluye a las escuelas de manejo con las cuales se han programado reuniones para la próxima semana. 

Vuelco de camión en carretera Mulukukú – Siuna deja dos personas lesionadas

“Estamos preparando el cambio de cultura, impulsando la educación vial desde la primera infancia hasta en la educación  universitaria. ¿Cuál es el sector más golpeado? El motorista, a ellos le vamos a dar prioridad en sus capacitaciones. ¿Cuál es el sector que está sufriendo más? Son los jóvenes y con ellos estamos trabajando”, señaló Reyes.  

“Hacemos el llamado a los jóvenes, si van a tomar (licor) asignen entonces a un amigo para que no tome porque va a manejar; el amigo designado funciona y salva, en todos los países funciona. No deben  exponer sus vidas en el marco de la diversión”, sostuvo. 

Recordó que, en  el caso de los adolescentes de 16 y 18 años, estos pueden manejar “pero deben ir acompañados por un tutor o su papá o una persona que esté al lado para que pueda tutelar el manejo. La Ley nos dice que, para que un menor maneje, los padres deben presentar una fianza  (con la que se responsabilizan por los actos del menor),  a los 18 años, ya puede optar a la licencia de conducir. Se trabaja con la campaña ‘Enamórate de la vida’”.

Mientras Jorge Aráuz Palacios, presidente de la organización Escuelas de Manejo Unidas de Nicaragua, (Cemun), que aglutina a 38 centros educativos de este tipo, indicó que fueron “convocados a una reunión el próximo 15 de agosto en las oficinas de Tránsito y veremos cómo las escuelas de manejo se van a insertar en el trabajo para enfrentar la actual situación que se vive en el país”.

El planteamiento de los miembros de la Cemun es que “sean solo las escuelas de manejo las que certifiquen a quienes aspiren a obtener la licencia de conducir, actualmente la Policía hace exámenes para valorar el conocimiento de un aspirante sin que este haya ido a una escuela de manejo, donde la educación es más rigurosa con 10 horas de educación vial y 15 de prácticas”, dijo Aráuz Palacios.

“El transporte público sería más seguro y más rápido, pero mientras eso no ocurra, entonces,  la capacitación es la única que puede ayudar a cambiar la actitud. En la reunión vamos a ver cómo apoyar el ‘Plan Salvando Vidas’, que impulsan el Gobierno y la Policía Nacional”, dijo el representante de las escuelas de manejo.

“La propuesta es eliminar el empirismo en los conductores y que si el sector más afectado con los accidentes es el de los motociclistas, entonces se pueden aplicar medidas, por ejemplo, cuando un policía los detenga por hacer una mala maniobra, entonces que le apliquen la obligatoriedad de cumplir un curso de educación, que para los conductores podría incluso ser gratis, si se consigue un financiamiento para que las escuelas impartan los talleres”, valoró Aráuz.