•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Norman Oliver Céspedes, de 38 años, fue acusado ayer por el delito de homicidio en contra de Róger Lugo Mairena, quien fue encontrado muerto el pasado 3 de agosto en un sector del mercado Roberto Huembes, en Managua.

De acuerdo con el Ministerio Público, la víctima estuvo tomando licor en un bar en el mercado Roberto Huembes, pero por su estado de ebriedad cayó sobre unas mesas. Céspedes, quien se encontraba en otra mesa ingiriendo alcohol, lo levantó y lo condujo fuera del local, hacia un árbol.

Según la acusación, por el estado de ebriedad ambos se cayeron en dos ocasiones.  Posteriormente, el sospechoso regresó a la cantina pero ya había cerrado. En las afueras de ese local, el fallecido todavía estaba rondando la zona, por lo que Céspedes volvió a auxiliarlo.   

El Ministerio Público afirmó que los dos se quedaron tomando licor hasta la 1:40 a.m.  Supuestamente Lugo Mairena no quiso seguir tomando, por lo que el acusado se enojó y  le dio con un tubo metálico en la cabeza, provocándole la muerte.

La abogada defensora, Sheyla Siezar, dijo que su defendido solo ayudó al occiso cuando estaba ebrio. “La persona culpable de esta situación es otra, eso lo vamos a demostrar en el momento del juicio. Después de la audiencia inicial tenemos 15 días para presentar nuestras pruebas. Hay testigos que saben quién fue esa persona”, dijo Siezar, quien no quiso precisar si el sujeto que menciona estaba con su cliente y el occiso al momento de los hechos.    

Aseguró que su representado no conocía a la víctima y que solo lo ayudó a ponerse de pie. Céspedes, quien afirmó ser reparador de aires acondicionados,  fue detenido el pasado sábado 5 de agosto. 

El juez suplente del Sexto Distrito Penal de Audiencia, Félix Salmerón, decidió que Céspedes debía estar en prisión preventiva. La audiencia inicial fue programada para el 22 de agosto.