•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los festejos por los 70 años de la instauración de la Gritería Chiquita o Purísima de penitencia en la Ciudad Universitaria se extenderán hasta el martes 15 de agosto, a las 10:00 a.m., con la santa misa pontifical en honor a la Asunción de María, patrona de la Real e Insigne Basílica Catedral.

Sin embargo, este lunes 14 de agosto a partir de las 6:00 p.m., se renueva el compromiso adquirido por monseñor Isidro Augusto Oviedo y Reyes, y de los leoneses que en entre julio y agosto de 1947 vivieron la erupción del volcán Cerro Negro.

A estas fiestas también se une la municipalidad que desde hace más de 30 años promueve todos los 14 de agosto, el tradicional concurso de altares en honor a la Asunción de María, se entregarán certificados de participación y premios en efectivo a los ganadores de los tres primeros lugares.

En tanto, autoridades locales de turismo promueven junto a instituciones del Estado, altares comunitarios en la avenida Rubén Darío, costado norte del parque central Máximo Jerez.

“Los católicos vamos a conmemorar un año más el milagro de Nuestra Señora, la Santísima Virgen María, en favor de la ciudadanía occidental hace 70 años que padecía los embates de una violenta erupción del volcán Cerro Negro”, afirmó el obispo de la Diócesis de León, monseñor César Bosco Vivas Robelo .

“Quienes vivieron esa experiencia en 1947 cuentan que efectivamente la situación para León era dramática”, agregó.

El religioso explicó que “en la actualidad nos toca recoger la experiencia de fe que vivieron nuestros antepasados, cuando en torno al obispo de ese entonces, monseñor Isidro Augusto Oviedo y Reyes, se comprometieron a celebrar la víspera de las festividades de la Asunción  de María de una manera semejante a la vigilia del 7 de diciembre”, dijo.

El obispo de León admitió que después de 70 años, la tradición ha sufrido transformaciones porque el júbilo del recuerdo del milagro realizado por León por la Virgen María nos ha llenado de profunda gratitud y lo celebramos con mucha alegría”.

Cabe destacar que el volcán Cerro Negro, ubicado 25 kilómetros al suroeste de la cabecera departamental (León), registró entre julio y agosto de 1947 una tremenda erupción que cesó el 14 de agosto en víspera de la fiesta de la Asunción de la Virgen María.