•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Escenografías inspiradas en la erupción que protagonizó el volcán Cerro Negro en 1947 sobresalieron la noche de este lunes, 14 de agosto, en León, al conmemorarse el 70 aniversario de la la Gritería Chiquita o Purísima de penitencia en honor a la Asunción de María.

El frontispicio de Catedral lució iluminado, mientras centenares de feligreses y visitantes contemplaron la quema de pólvora y bailes de gigantonas.

“El llamado a nuestros fieles devotos de la Santísima Virgen María es que celebremos con fervor estas festividades, todos instalemos altares en nuestras viviendas, parques y avenidas; lo importante no son los obsequios, sino que hay que demostrar el cariño que le tenemos a la Madre de Dios”, afirmó el obispo de la Diócesis de León, monseñor César Bosco Vivas Robelo.

La Gritería Chiquita atrae a miles de personas en León. José Luis González/ENDEl obispo de León recordó que hace 70 años el obispo de ese entonces, monseñor Isidro Augusto Oviedo y Reyes, así como los fieles católicos, suplicaron a la Virgen María y se comprometieron a celebrar la Purísima de penitencia el 14 de agosto, fecha en que cesó dicha erupción.

En tanto, Róger Gurdián, alcalde de León, afirmó que desde el 12 de agosto comenzaron las actividades conmemorativas del 70 aniversario de la instauración de la Gritería Chiquita.

“Celebramos la gritería de penitencia con mucha alegría y gozo, estamos recordando el milagro que hizo la Virgen María de 1947, tras la violenta erupción del Cerro Negro”, dijo.

Gurdián explicó que el respaldo y la conservación de las tradiciones religiosas forman parte del compromiso adquirido por las distintas instituciones culturales.

“Tenemos un compromiso con nuestro pueblo de fortalecer nuestras tradiciones, cultura, religiosidad y la parte espiritual de nuestro pueblo, así como este 14 de agosto con la gritería de penitencia”, sostuvo Gurdián.

En horas del mediodía del lunes, más de 200 personas participaron de la quinta edición de la Peregrinación al Cerro Negro, en donde se llevó a cabo una procesión y cantos alusivos a dicha festividad.

Después de las 6:00 p.m., devotos recorrían los distintos altares en los barrios y repartos, centenares de personas se aglutinaron en los más de 30 altares institucionales ubicados en la avenida Rubén Darío, en el costado oeste del parque Máximo Jerez.