•   Jinotega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Policía de Jinotega está investigando la identidad de un sujeto que asesinó de 15 machetazos a una joven de 20 años, quien según las primeras investigaciones tenía ocho meses de embarazo. 

El hecho se registró a las tres de la tarde del domingo en la comarca Santa Teresa de Tesalónica, ubicada en la zona límite de  los municipios de El Cuá y San José de Bocay. 

La víctima fue identificada como Marisol López Rodríguez, quien se encontraba en su casa de habitación en compañía de su niño de tres años y una sobrina de cuatro, cuando de pronto apareció el sujeto agrediendo a la joven con un machete, de acuerdo con las versiones preliminares. 

Según Alba Nubia Herrera López, quien denunció este hecho a las autoridades y hermana de la víctima, mientras los niñas veían televisión en la sala, la víctima se puso a realizar los quehaceres del hogar, por lo que cuando el asesino llegó a la vivienda ella estaba desgranando maíz.

La niña explicó, según la denunciante, que estaban viendo televisión cuando entró a la casa un hombre alto, piel morena, vestía una sudadera color celeste y  con un machete en la mano, quien desde que entró a la vivienda comenzó a perseguir a su tía, quien en un intento por escapar del asesino corrió hacia el baño de la casa, donde el criminal le pegó los primeros siete machetazos en la cabeza.

Al ver la grotesca escena, la niña tomó de la mano al hijo de la víctima y se encerraron en un cuarto mientras el hombre atacaba a López. Los gritos de la víctima alertaron a los vecinos, quienes acudieron al lugar y lograron ver al asesino cuando salió corriendo por la puerta de la cocina. 

La joven, que tenía el rostro desfigurado producto de las heridas, aún estaba con vida cuando llegaron los vecinos, pero esta falleció unos minutos después. Los agentes policiales de la localidad hallaron una botella de licor afuera de la casa donde ocurrió el crimen, y presumen que esta pertenecía al agresor, quien se encuentra prófugo.  

María López, madre de la víctima, dijo a la Policía que desconoce los motivos por los cuales el hombre aún desconocido asesinó a su hija, puesto que la joven no tenía conflictos con ninguna persona. 

La Policía de Jinotega ya ha dispuesto varios efectivos entre los que están peritos e investigadores para tratar de poner tras las rejas al hombre involucrado en el crimen donde una bebé que estaba por nacer, fue asesinada junto a su  madre.  

34 femicidios

Marisol López Rodríguez es la segunda mujer asesinada en Jinotega en menos de una semana, y la quinta víctima de crímenes en agosto. De acuerdo con estadísticas de la organización Católicas por el Derecho a Decidir, Marisol se convierte en la víctima 34 de femicidios en Nicaragua en lo que va de 2017. 

El pasado lunes 7 de agosto,  un hombre mató a su esposa de un balazo en la cabeza y luego se quitó la vida disparándose en el cuello, en la comarca de Yalí, de este departamento. 

En ese lugar Óscar Adolfo Zeledón Rizo, de 26 años, en estado de ebriedad y armado de un revólver calibre 38 asesinó de un disparo en la cabeza a su esposa, Ana Leyda Vargas Centeno, de 28 años.

Mientras que en Masaya, el pasado martes nueve de agosto fue encontrado el cadáver de Luz Lila Valle, de 87 años, en el piso de su vivienda. Antes de ser asesinada, la señora fue brutalmente golpeada por delincuentes que aprovecharon que la anciana vivía sola y sin luz eléctrica.

La Policía Nacional capturó a cuatro hombres como sospechosos de cometer el crimen, pero hasta el momento no se han emitido más detalles acerca de este atroz hecho. 

Presentan a acusados en Managua

Investigaciones• La mañana de ayer, fueron presentados tres sospechosos identificados como Alcides Callejas, Eduardo Sánchez y Elías Torres, a quienes se les acusa de haber ultimado a un joven de 19 años el pasado viernes en el distrito diez de la capital. 

Los acusados habrían atacado al joven José David Umaña con un arma de fabricación artesanal, por motivos aún no esclarecidos, en el municipio de ciudad Sandino, según reportes policiales. 

Además, la mañana de ayer también fueron presentados por las autoridades de la Policía los hermanos Jonathan y Gerson Portobanco Blandón, de 24 y 25 años respectivamente, quienes presuntamente asesinaron a la señora María Lidia Argüello, de 65 años este sábado en la capital. 

La comisionada Vilma Rosa González, directora del departamento de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, declaró ayer también que a los presuntos autores de este crimen se les ocupó un cuchillo, celulares, un tanque de gas, un televisor.

Argüello fue encontrada ensangrentada y semidesnuda en su casa de habitación, donde funcionaba una venta de licor en el barrio Julio Buitrago del Distrito II de Managua, de acuerdo con los reportes preliminares. Hasta el momento, las versiones de los familiares indican que el cuerpo de Argüello fue ultimado a cuchilladas. 

Gerson Portobanco, que labora como vendedor de pan y es conocido también como “Sasá”, es el principal sospechoso del femicidio. Él fue quien halló el cuerpo de la víctima.