•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Ejército de Nicaragua conmemoró ayer el 148 aniversario de fallecimiento del héroe nacional, general de división, José Dolores Estrada Vado, quien luchó a mediados del siglo XIX contra el filibustero estadounidense William Walker, que pretendía apoderarse de América Central.

Autoridades del Ejército nicaragüense depositaron ofrendas florales ante el busto erigido en el Centro Superior de Estudios Militares, que lleva su nombre, en Managua, en reconocimiento a su legado histórico y patriótico.

La ceremonia estuvo presidida por el jefe de la Dirección de Doctrina y Enseñanza, coronel José David Zelaya Talavera, oficiales superiores, miembros del Consejo Militar, y agregados de Defensa, militares, navales y aéreos acreditados en Nicaragua.

El 14 de septiembre de 1856, el general de división Estrada Vado lideró la batalla de San Jacinto, considerada la segunda independencia en Nicaragua, en la que fue derrotado el filibustero estadounidense William Walker, que pretendía apoderarse de América Central.

Esta batalla tuvo lugar en la hacienda San Jacinto, 42 kilómetros al norte de Managua, donde el héroe nacional a la cabeza de 180 patriotas derrotó a 300 estadounidenses encabezados por Walker.

Los soldados nicaragüenses derrotaron, en San Jacinto, a Walker, en una de las más cruentas batallas que registra la historia de Nicaragua.

El filibustero estadounidense, que se proclamó presidente de Nicaragua en 1856, murió ejecutado en Honduras por un pelotón de fusilamiento del ejército hondureño el 12 de septiembre de 1860, tras insistir en conquistar Centroamérica.