•   Carazo, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Tres ranchos que se encontraban a orillas de la costa del balneario de La Boquita, en Carazo, quedaron totalmente destruidos debido a las olas de más de tres metros de altura que se registraron la tarde de ayer.

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), advirtió ayer de un alto olaje en el Pacífico de Nicaragua. Según la institución se registrarían olas con una altura de 2.5 a 3 metros.

Para los pobladores y comerciantes de la zona, el fenómeno es normal en esta temporada de invierno, sin embargo los vendedores se sienten preocupados, debido a que esta vez las aguas del mar han invadido sus restaurantes, al grado de destruir tres ranchos.

Así lucía La Boquita. Tania Narváez/END"Estamos preocupados, porque el mar nos destruyó los ranchos, yo estaba en mi casa y me llegaron a avisar que todo estaba en el suelo, la gente me ayudó a recoger la madera que andaba flotando en el agua, pero fue lo único que recuperamos, ahora estamos de brazos cruzados porque levantar un rancho no es fácil", dijo Delia María Selva, propietaria del uno de los ranchos afectados.

Por su parte Ramón Ernesto González, aduce que hace tres años vivieron una situación similar, pero que esta vez los tomó por sorpresa, al grado de cerrar el negocio que es el único sustento de su familia.

"La construcción de un rancho está valorada en más de 20 mil córdobas, no tenemos ese dinero, la verdad es que necesitamos de las autoridades municipales, porque aquí nosotros pagamos muchos impuestos y pues ahora que el mar se lo ha llevado todo, no tenemos como volver a construir ", expresó González.

Autoridades de Defensa Civil, mantienen una constante vigilancia en la zona costera de Carazo y las labores de pesca están temporalmente suspendidas.

Las autoridades del gobierno de Nicaragua recomendaron a las embarcaciones pequeñas y a pescadores no salir a alta mar, debido al fuerte oleaje.