•   Juigalpa, Chontales, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El Obispo de Chontales y Río San Juan, monseñor Sócrates René Sándigo Jirón, dijo hoy que en Nicaragua hace falta trabajar más en la educación para disminuir los casos de femicidios, como el ocurrido en Jinotega, donde un hombre se fugó tras matar a machetazos a una mujer embarazada.

“Sin duda, creo que estos hechos lamentables y tristes para Nicaragua tienen que hacernos pensar en el trabajo contínuo que hay que hacer con los niños y los jóvenes para que la manera de hacer la cultura en la sociedad nicaragüense sea de paciencia, de perdón, de armonía, de comprensión, una cultura no belicosa; sino una cultura de amor", sostuvo Sandigo durante la celebración de la virgen de La Asunción,  patrona de Juigalpa.

Agregó: "Esos femicidios, esas muertes lamentables, son fruto de un trabajo que no se ha hecho y tenemos que seguir haciendo  para alcanzar esa sociedad que quisiéramos, cada vez que nos violentan y de mayor unión y de participación de todos”. 

La procesión en honor a la virgen de la Asunción se celebró hoy en Juigalpa. Mercedes Sequeira/ENDEste 15 de Agosto, día de la virgen de La Asunción, en Juigalpa celebraron a la virgen primeramente con una procesión, que inició desde una gasolinera, y culminó en la catedral, donde se llevó a cabo la misa concelebrada por el clero de la Diócesis de Chontales y Río San Juan, a cargo de monseñor Sandigo.

No obstante, desde hace varios días se han venido desarrollando varias actividades en honor a la inmaculada, entre ellas la feria del maíz, el recorrido de la gigantona, el tope de toros, las famosas montas de toros, ferias, juegos pirotécnicos en el parque central  y mecánicos entre otros.

“Es una celebración centenaria (las fiestas patronales de Juigalpa), pero lo más importante es que se ha sostenido  y se ha fortalecido con nuevas ideas, con iniciativas que los miembros cada año van dando. Tenemos más dinámica, más participación con mayores espacios de evangelización y sacramento. Lo que nos da mucha alegría es que vamos recuperando el sentido de las fiestas, que ya no es solamente el aspecto taurino, folklórico tradicional, sino que se está fortaleciendo el aspecto religioso y el aspecto humanitario”, manifestó Sándigo.

Las fiestas patronales de Juigalpa este año fueron organizadas por la alcaldía, en coordinación con la iglesia católica.