•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Asesinato, robo agravado y violación agravada son los tres cargos que la Fiscalía está imputando a los hermanos Jonathan y Gerson Portobanco Blandón, sospechosos de haber quitado la vida a María Lidia Argüello, de 59 años.

El móvil del crimen, que conmocionó a los habitantes del barrio Julio Buitrago, conocido antes como “El Barrio Maldito”, fue el robo de artículos del hogar que tenía la víctima, entre ellos un tanque de gas.

Los hermanos Portobanco Blandón, quienes este martes quedaron en prisión preventiva, violaron a la víctima y, acto seguido, la asesinaron de 15 cuchilladas en distintas partes del cuerpo, según el escrito acusatorio radicado en el Juzgado Sexto del Distrito Penal de Audiencia de la capital.

Un dictamen médico legal que respalda la acusación del Ministerio Público, refiere que la víctima (María Lidia Argüello) presentaba “signos de violencia sexual”. Al momento del hallazgo, la mujer de 59 años estaba semidesnuda.

El mismo parte médico revela que aunque el cuerpo sin vida de la mujer fue descubierto la mañana del sábado 12 de agosto, el crimen sucedió en horas de la noche del viernes 11 del mismo mes.

Por los hechos antes mencionados, la jueza Sexto del Distrito Penal Especializado en Violencia de la capital, Karla García, dictó prisión preventiva para los dos acusados y programó audiencia inicial para el próximo 22 de agosto.

La audiencia preliminar para los acusados por el crimen contra María Lidia Argüello se realizó a puerta cerrada a petición de la representación del Ministerio Público.