•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El juez Henry Morales, titular del Juzgado Sexto del Distrito Penal de Audiencia de Managua, giró un oficio a la Superintendencia de Bancos y otras Instituciones Financieras (Siboif) en el que solicita ordenar la inmovilización de cuentas bancarias y otros productos financieros, activos o recursos de la empresa Arqco Outsourcing S.A., con sede en Nicaragua. Esta empresa tiene cuentas en los bancos Lafise Bancentro y BAC Credomatic.

Arqco Outsourcing S.A. ha sido vinculada a la red de Alejandro Sinibaldi, exministro guatemalteco acusado de crear empresas “de cartón” en Guatemala y Nicaragua, para recibir sobornos y blanquear dinero. 

Documentos en poder de El Nuevo Diario revelan que el pasado 26 de julio el juez Henry Morales, a petición de la Fiscalía y basándose en los artículos 211 y 246 del Código Procesal Penal y los artículos 34 y 35 de la Ley 735, Ley de Prevención, Investigación y Persecución del Crimen Organizado, ordenó “de inmediato y sin dilación” la inmovilización de las cuentas bancarias de tres personas jurídicas: Arqco Outsourcing S.A., Inversiones MJS Sociedad Anónima y Don Nico Sociedad Anónima. 

En Nicaragua, Arqco se dedica al servicio de outsourcing de recursos humanos, tecnología e infraestructura y es uno de los grupos empresariales del que se sospecha pudo ser fuente de ingreso de las empresas de cartón asociadas al exministro guatemalteco Alejandro Sinibald

Un extrabajador de Arqco en Guatemala ha sido relacionado con la red de Sinibaldi. Se trata de Juan Ángel Ralón Archila, exauxiliar de contabilidad de esa empresa.

Según datos divulgados por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), Ralón fungió como representante legal de la empresa de fachada Benelli, S.A., por solicitud de su jefe de entonces, Ángel Ramírez.

El mecanismo que utilizado era el “ingreso de dinero en empresas con actividades comerciales lícitas, pero que mezclan capitales ilícitos”, indica el informe de la investigación de la Cicig, hecho público el 14 de julio de 2017.

En el mismo oficio, el juez Morales solicitó el bloqueo inmediato  de las cuentas de Luis Rodrigo Sinibaldi Aparicio, hermano del exministro guatemalteco Alejandro Sinibaldi y quien habría constituido la empresa Arqco Outsourcing S.A. en Nicaragua.

El juez indica en el oficio que este se emitió “con la finalidad de evitar la obstrucción en la investigación, salvaguardar los elementos de convicción y asegurar que los bienes y activos circulantes, producto del delito de lavado de dinero, no sean movilizados a otras cuentas bancarias ni se realice ningún tipo de transacción financiera, y que los mismos queden a la orden de la autoridad judicial”.Alejandro Sinibaldi. Archivo/END -

El caso

El 17 de junio se conoció que el grupo de Sinibaldi hizo gestiones para abrir y operar diferentes empresas en Managua, con el objetivo de transferir fondos ilícitos de Guatemala a Nicaragua.

Bancos de Nicaragua niegan transferencias desde Guatemala

Un informe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) indica que, al menos, cinco sociedades ficticias se establecieron en Managua y dos recibieron dinero en concepto de préstamos hechos por compañías de cartón guatemaltecas. Sin embargo, no se ha explicado el mecanismo o la ruta para introducir el dinero en Nicaragua.

Inversiones Don Nico S.A. habría recibido de la guatemalteca Constructora y Agropecuaria El Florido S.A., un préstamo por US$400,000 en noviembre del 2016, y la empresa Agropecuaria Nápoles S.A. habría otorgado US$500,000, según las investigaciones.

En Nicaragua solo el banco Procredit admitió que abrió cuentas a nombre de las empresas vinculadas al grupo Sinibaldi, las que cerró cuando los titulares de las mismas no pudieron explicar el origen de fondos previstos a ser transferidos, según dijeron en su momento funcionarios de la entidad financiera.

Hace una semana, El Nuevo Diario consultó a las gerencias de los bancos Lafise y BAC sobre si era cierto que tenían cuentas de la empresa Arqco. Ninguno de los gerentes generales dio respuesta y, en sus oficinas de relaciones públicas, dijeron que pronto emitirían un comunicado, lo que no sucedió.

Sinibaldi tiene orden de captura desde el 11 de julio del año 2016 por un primer caso de corrupción, y fue acusado el 14 de julio de 2017 de asociación ilícita, lavado de dinero y otros activos, financiamiento electoral ilícito y cohecho pasivo, por haber creado empresas “de cartón” para lavar unos US$13 millones, de los cuales una parte podría haber sido blanqueada, ocupando empresas de cartón en Nicaragua, según informó la Fiscalía guatemalteca.

La Fiscalía de Guatemala sospecha que Arqco Outsourcing S.A. de Nicaragua, podría ser una empresa fachada con el fin de blanquear dinero.

La firma de abogados Pacheco Coto, de Managua, prestó sus servicios para constituir las empresas Constructora Benelli S.A., Agropecuaria y Constructora Agua Azul S.A. y Agropecuaria El Florido S.A., las que luego aparecieron ligadas a Sinibaldi.

El abogado Alonso Porras, de Pacheco Coto, reiteró este miércoles que la firma solo brindó servicios profesionales para asesorar a personas que se identificaron como empresarios guatemaltecos interesados en constituir sociedades mercantiles en Nicaragua.

“La vinculación nuestra es estrictamente profesional y las autoridades están absolutamente claras de eso”, afirmó Porras.