•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Españoles residentes en Nicaragua y trabajadores de la Embajada de España en ese país guardaron hoy un minuto de silencio en solidaridad con las víctimas de los atentados yihadistas de Barcelona y Cambrils, que causaron catorce muertos y un centenar de heridos.

"Totalmente condenable", dijo a Acan-Efe el embajador de España en Nicaragua, Rafael Garranzo, después de este acto de duelo en la sede diplomática, en Managua, a las 12.00 hora local (18:00 GTM). La breve ceremonia se realizó en todas las sedes diplomáticas existentes en cada país y a la misma hora, de acuerdo con el diplomático.

Asimismo, la bandera española de la delegación diplomática ondeará a media asta, al igual que en el resto de edificios institucionales de todo el mundo, hasta las 00 horas del próximo 20 de agosto. Esta disposición es en señal de duelo por las víctimas de los atentados, según un decreto que brindó el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.

Nicaragua ha tenido una "solidaridad generalizada" por los atentados, indicó Garranzo, en alusión a que el Gobierno de Nicaragua, la empresa privada, universidades y cuerpo diplomático han mostrado su rechazo por el suceso. "Lo que importa es que no nos derroten y que mantengamos aquello contra lo que luchan, que son nuestro valores y nuestro modelo de sociedad", finalizó.

El jueves se perpetraron dos atentados terroristas yihadistas en Cataluña que provocaron catorce muertos y un centenar de heridos, muchos de ellos de gravedad. El primero se produjo con una furgoneta que arrolló de forma indiscriminada a los peatones que paseaban por La Rambla de Barcelona, una céntrica y concurrida calle de la ciudad.

Posteriormente, un grupo de terroristas atentó contra peatones en la localidad de Cambrils, dejando una víctima mortal, pero en este caso fueron abatidos por los Mossos d'Esquadra.