•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Redacción web

El volcán San Cristóbal provocó una nueva lluvia de cenizas hoy al noroeste de Nicaragua, durante un nuevo episodio que incluyó la emanación de gases, informó el Gobierno local.

Por segundo día consecutivo, pobladores del departamento (provincia) de Chinandega se vieron afectados por las cenizas, que cayeron sobre los techos de sus viviendas, patios y calles.

La explosión del viernes en el volcán San Cristóbal generó una columna de cenizas de 500 metros. "En las imágenes satelitales se ve una salida de cenizas y gases... una columna de 500 metros sobre el borde del cráter se dispersó en dirección oeste y sureste del Volcán, cayendo en La Bolsa, La Mora, El Viejo, El Realejo, y Corinto; en esas comunidades, dijo Rosario Murillo, vicepresidenta de Nicaragua.


Autoridades de Chinandega revalidaron las recomendaciones a la población sobre protegerse la nariz y boca, no frotarse los ojos, usar toallas húmedas, utilizar camisas con mangas largas, limpiar los techos de las casas, así como mantener aguas y alimentos tapados, entre otras.

Según el vulcanólogo del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), Armando Saballos, eventos como este suelen presentarse una o dos veces al año en el volcán San Cristóbal, y no descartó futuras explosiones en el cráter, o que continúa emanando cenizas, aunque afirmó que esto irá disminuyendo.

El Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) recordó que las cenizas pueden causar problemas respiratorios y de contaminación.

Más de 50.000 personas fueron afectadas por la lluvia de cenizas y olor a azufre este viernes, en 86 localidades en el municipio de Chinandega y 92 en El Viejo, según datos oficiales.



El San Cristóbal, de 1.745 metros de altura, es el volcán más alto de Nicaragua y pertenece a la "cordillera volcánica" local, que está constituida por 13 conos y que pertenece al "cinturón de fuego del Pacífico", la zona geológica más activa de la Tierra.