• |
  • |
  • END

La Directora de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera, reiteró ayer que el actuar de las fuerzas que agredieron al reportero Jorge Loáisiga, fue apegado a las leyes, y lamentó que algunos sectores sociales y políticos del país le continúen criticando por ello.

“Lamento la interpretación que se le ha dado a este incidente, no comparto que esto sea un retroceso institucional, creo que la Policía Nacional ha venido demostrándole al pueblo de Nicaragua que es una institución profesional, apegada a derecho, subordinada al Poder Civil”, dijo Granera.

La jefa policial, señaló que le “entristece” que se interprete como una involución de la Policía Nacional, la manera como se actuó en la cobertura de un acto presidencial, “porque creo que cumplir con nuestro deber de respetar la seguridad en las áreas restringidas en un acto en donde están presentes el Presidente de la República y altos funcionarios del Gobierno y del Cuerpo Diplomático, no significa un retroceso en la institucionalidad”.

En ese sentido dijo que, por el contrario, ha recibido desde el jueves por la noche hasta ayer, viernes, centenares de llamadas de personas de distintos sectores y estratos, solidarizándose con la Policía Nacional y reconociendo el esfuerzo enorme que están haciendo por la seguridad de los nicaragüenses.

¿Y los camisas azules?
Y mientras Granera mantenía su posición en defensa en el actuar de la Policía Nacional, desde Miami, Estados Unidos, Cristóbal Mendoza, a nombre del Comité de Nicaragüenses Pobres en el Exilio (Conipoe), condenaba la agresión contra el periodista Jorge Loáisiga.

“Con todo respeto, dijo telefónicamente, solicitamos al presidente Daniel Ortega, ordene una investigación exhaustiva sobre estos hechos, y sobre todo que se castigue a los involucrados, considerando que no forman parte del cuerpo policial. En nombre de más de 23 mil nicaragüenses que conforman este comité, exigimos respeto al gremio periodístico y la ciudadanía en general”, expresó Cristóbal Mendoza.

Por su parte, la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (Amcham), mediante un comunicado, expresa su enérgica protesta por la violencia de que fue objeto el periodista Jorge Loáisiga, y hace un llamado a la jefatura de la Policía Nacional para que como institución facultada por la ley para brindar seguridad personal al Presidente de la República, no permita que elementos ajenos a dicho cuerpo policial realicen acciones al margen de la legalidad.