•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Once nicaragüenses volvieron hoy a su país repatriado desde México, donde habían sido detenidos por problemas de migración, informó hoy el Gobierno de Nicaragua.

Los migrantes nicaragüenses fueron recibidos por representantes de la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) en el puesto de El Guasaule, fronterizo con Honduras, refirió la institución. Los 10 hombres y una mujeres estaban detenidos en Tapachula, México, a la espera de ser deportados a Nicaragua, según la DGME.

Cerca del 20 % del total de la población nicaragüense, calculada en 6,1 millones de habitantes, vive en el extranjero, principalmente en Estados Unidos y Costa Rica, y la mitad de ellos lo hacen indocumentados, según diversas fuentes.

La primera semana de agosto otros 18 nicaragüenses fueron deportados de México. Estos ciudadanos habían sido detenidos por su situación irregular en el país del norte. 

El grupo de repatriados estaba compuesto por 16 hombres y 2 mujeres, cuyas identidades no fueron reveladas. Los deportados provenían de Tapachula, donde las autoridades mexicanas los custodiaron hasta coordinar su retorno a Nicaragua, de acuerdo con la información oficial.

El pasado mes de junio 26 nicaragüenses fueron deportados de los Estados Unidos, de acuerdo con medios oficiales. Los nicaragüenses habían sido detenidos en diferentes estados y fueron retenidos por las autoridades de migración norteamericanas, para ser deportados después de un largo proceso. 

Además: Cuatro millones de centroamericanos son migrantes

Los 26 ciudadanos recibieron atención médica y apoyo para poder regresar a sus lugares de origen fuera de la capital. Según medios afines al Gobierno, los deportados manifestaron que “no vale la pena exponerse arriesgando su vida” para seguir el “sueño americano”.  

En este año, medios oficiales han reportado que al menos 280 migrantes nicaragüenses han sido deportados de Estados Unidos en ocho vuelos directos desde ese país norteamericano. En el mes de abril un avión trajo a 56 nicaragüenses, hombres en su mayoría que fueron deportados de Estados Unidos.