•   Boaco, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La crecida y desborde del Río Fonseca, luego de una hora de lluvia, dejó alrededor de 25 viviendas parcialmente destruidas en la rivera del Río Fonseca, y 30 casas anegadas en el municipio de Santa Lucía, Boaco.

De igual manera, las correntadas arrastraron el puente peatonal ubicado cerca del Colegio Domingo Sabio, de Santa Lucía.

En el  barrio anexo San Miguel, frente a la Riviera, resultó una casa completamente destruida, propiedad de Ana Sobalvarro, de 25 años, en la cual habitaban 5 personas, 2 adultos 3 niños.

A su paso, el Fonseca anegó algunas viviendas en la comunidad El Quebracho.

De inmediato, Policía, Bomberos, Cruz Roja, alcaldía y el Comité de Prevención de Desastres se movilizaron a atender la emergencia y a las familias afectadas por el desborde del río.

Entre otras afectaciones, se menciona el puente colgante de Paso de Lajas, el cual fue arrastrado por el río, al igual que un vehículo en paso El Naranjal.

En Masaya y Estelí

Los usuarios de la parada de buses de la Villa, del mercado Ernesto Fernández, se quejan por el sistema de drenaje que aún tiene la ciudad de Masaya, porque por muy leve que sean las lluvias, las calles quedan inundadas.

Boaco sufrió con la lluvia del viernes.Meyling García, ama de casa, asegura que  este problema ha persistido años, porque el sistema de drenaje ha quedado obsoleto y ninguna de las autoridades se preocupa por solucionar este problema.

Lluvias ponen en alerta al Caribe Norte de Nicaragua

“Mire, por muy poco el agua de lluvia que caiga en la ciudad, pareciera que fue un diluvio el que pasó, porque las aguas se rebalsan y hasta llega a cubrir las aceras y los vehículos pasan a velocidad y todo bañan a las personas que esperamos el urbano”, dijo García.

Mientras, Gregorio Zambrana, usuario del transporte urbano de la Villa, mencionó que este problema obedece también, a que la misma población bota la basura en las calles y cuando llueve, las corrientes la arrastran hasta los sumideros, que son “taponeados”.

Mientras, en Estelí las lluvias de ayer aunque no provocaron afectaciones significativas en la infraestructura vial ni en edificaciones, sí hubo introducción de agua en muchas casas.

Tal es el caso de una vivienda ubicada en el barrio El Jazmín, en la zona noroeste de la ciudad, donde se introdujo bastante agua en el inmueble de un matrimonio compuesto por adultos mayores.

Según dijeron, todo se dio porque vecinos realizan una construcción de una casa y no retiraron a tiempo algunos desechos y tierra, y por eso se formó una enorme charco que provocó la introducción del agua del local.