•   Chontales, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una planta de biogás de domo fijo para doble, cuyo costo aproximado es de US$3,492, fue inaugurada recientemente en la hacienda Santa Lucía, del municipio de Santo Tomás. 

A la inauguración  asistieron productores,  ganaderos, representantes  del Servicio Holandés de Cooperación al Desarrollo, Agricons,  Agrobital, la Compañía Centroamericana de Biogás y la empresa costarricense, Viogaz.

La planta biogás que mide 27 metros cúbicos, además de generar energía para el ordeño mecánico que se realiza en esta finca, dos veces  al día, también tiene la aplicación de iluminación y para la cocina, o sea que se evita de hacer uso de la leña.

“Estamos iniciando este propósito de ordeño mecánico  porque tenemos que salir de lo tradicional, tenemos que ir avanzando hacia lo que están haciendo los otros países más desarrollado. Nicaragua tiene una excelente producción (de leche) a nivel nacional. Tenemos que ir a la par de la producción, invirtiendo en tecnología para facilitar ordeño limpio, sano y que aparte de eso ayuda en la mano de obra que tenemos tanta dificultad” dijo el ganadero Adolfo Matuz Lazo, dueño de la hacienda Santa Lucía, de Santo Tomás.

Agregó que lo más importante de la instalación de la planta es que “está acompañando el ordeño mecánico con producción de  energía  a partir de biogás, y estoy produciendo biol que me sirve de abono orgánico para abonar mis pasturas,” sostuvo el ganadero. 

Comentó que en el día realiza doble ordeño mecánico. Según él, de 67 vacas, saca un promedio de  17 litros de leche por vaca, al día o sea que sus animales producen 720 litros de leche diario.

“Este sistema de biogás se ocupa para ordeño mecánico, para evitar las quemas de leña  y para iluminación. Una cosa es importante, ya no producimos gas para efectos invernadero, entonces el estiércol de la vaca lo estamos utilizando como materia prima para producción de biogás “dijo Matuz Lazo, quien agregó que la planta todos los días se abastece con 25 latas de estiércol y 15 de agua para el ordeño y para la cocina industrial que se usa para los trabajadores.

Matuz Lazo comentó que los 130 galones de leche que ordeña de sus animales, los comercializa a la cooperativa Ríos de Leche, de Santo Tomás.

Según el ganadero para instalar la planta, la mitad del dinero lo puso él y la otra mitad con apoyo SNV, quien también les apoya con asistencia técnica y asesoría.

Francisco Cuadra, del SNV,  Servicio Holandés de Cooperación al  Desarrollo, explicó que el objetivo de la ONG, con el programa es promover y desarrollar la tecnología en el sistema de biogás con aplicaciones productivas. 

“El objetivo de ayudar a mover otros tipos de aplicaciones  tanto como ordeño mecánico, picadora de pasto, bombeo de agua…lo que buscamos es que el productor trate de mejorar su productividad para que pueda tener  esa recuperación de dinero en corto plazo por su inversión, trate de reducir la contaminación y el consumo de leña” dijo.     

Judith Vanegas, asesora de comunicación del Servicio Holandés de Cooperación al desarrollo, dijo que “el propósito del programa biogás es garantizar el uso y el acceso de energía renovable no convencional como el caso de los biodigestores para que los ganaderos nicaragüenses  tengan acceso a esa energía  al depositar el estiércol del ganado en el sistema de biodigestor, el cual genera el biogás”. 

Según Vanegas, en Chontales ya se han instalado  unas 10 plantas, cuya vida útil es de aproximadamente 30 años.