•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Tribunal de Apelaciones de Estelí dejó sin efecto la sentencia contra Irene Ulises Tórrez Aráuz, conocido como “La Culebra”, líder de la banda “El Coral” y quien había sido condenado a 52 años de prisión por los delitos de asesinato y crimen organizado.

La sentencia de primera instancia fue emitida por la jueza Elizabeth del Carmen Corea Morales. El Tribunal dijo en su sentencia que no quedó demostrado en el proceso que había crimen organizado ni que el condenado fuese el autor del crimen.

A Tórrez Aráuz la Fiscalía lo acusó de ser el jefe de la banda conocida como “El Coral”. El proceso inició en  2015 y en diciembre de 2016 la judicial Corea Morales lo encontró culpable por los asesinatos de los hermanos y productores José Ramón y Lucas Enrique Rugama Ordóñez, así como a Yader Vallecillo Gutiérrez, trabajador de la última víctima.

El legista Harold Antonio Ramírez, defensor de Irene Ulises, señaló que a él le notificaron la sentencia emitida por los magistrados hasta en la tarde del viernes, por lo que fue hasta ayer que la analizó.

Ramírez recriminó que el proceso contra su defendido, quien fue condenado a 10 años por crimen organizado y a 42 por asesinato, y contra los otros acusados, haya sido con la modalidad de tramitación compleja. 

 “El Tribunal Regional de Apelaciones de Estelí, habiendo valorado la petición de revisar ese caso, ha dictado esta sentencia. Al existir esta resolución conlleva que la sentencia emitida por la jueza Corea Morales sea revocada en su totalidad”, agregó el abogado.  

“Existe una situación de satisfacción por lo resuelto por el tribunal, ya que nosotros siempre establecimos que no existían vínculos para procesarlo, declararlo culpable y condenarlo”, dijo. “No negamos que hay tres personas honorables muertas, pero sí rechazamos que Irene Ulises haya participado de ninguna forma en sus crímenes”, detalló.

El caso

La acusación fiscal señaló que la banda “El Coral” estaba conformada por José Armando Rivas Rugama, Hernán Antonio Hurtado Rugama, José Antonio Rivera Canales, Carlos Miguel Rivas Rugama, Darwin David Hurtado Rugama e Irene Ulises Tórrez Aráuz. Este último líder de la agrupación criminal.

Ramón Rugama Ordóñez fue asesinado de diez impactos de bala en la entrada a la comunidad San José el 22 de marzo de 2015; Lucas Rugama Ordóñez y Yader Vallecillo fueron asesinados en la finca de Lucas el 19 de junio de 2015.

El abogado Mauricio Peralta se mostró en desacuerdo por la pena impuesta en contra de sus defendidos, los hermanos Carlos Miguel Rivas Rugama y José Armando Rivas Rugama, porque no se demostró que hayan participado en el asesinato de sus tíos Lucas Rugama Ordóñez y José Ramón Rugama Ordóñez.