•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Policía de Nicaragua informó el domingo que ha detenido en las últimas 36 horas a 15 personas que eran buscadas presuntamente por cometer delitos de peligrosidad.

A los detenidos, que operaban en diferentes partes del país, se les decomisaron 10 armas de fuego y 14 armas blancas, detalló la fuente.

Los sospechosos fueron entregados a las autoridades competentes para la judicialización de sus casos.

Por otra parte, la Policía continuó, este domingo, realizando operativos policiales en distintos barrios de la capital, con el propósito de dar con el paradero de quienes la madrugada del pasado viernes ultimaron al suboficial mayor Manuel Eduardo Medrano, de 32 años.

Esta vez los operativos policiales tuvieron como escenario los barrios Monseñor Lezcano, en el Distrito II, y La Esperanza, en el Distrito III de la capital. En el barrio La Esperanza fueron arrestados dos hombres y en Monseñor Lezcano una mujer, cuyas identidades la Policía no reveló.

Arrestados

Mientras tanto, en la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) permanecen detenidas, bajo investigación, personas capturadas tras el crimen del policía que resguardaba la residencia de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro (1990- 1996) en  el Reparto Las Palmas.

Entre los capturados figuran: un barbero del barrio San José en el Distrito II de la capital, un técnico en telefonía celular de ese mismo barrio y dos  comerciantes de chatarra del barrio Nueva Vida, en Ciudad Sandino.

Los familiares de los detenidos que al mediodía del domingo hacían fila para pasar comida a sus parientes, omitieron los nombres de sus familiares para evitar que sean perjudicados en sus trabajos.

“A mi marido lo detuvieron en la calle el viernes a eso de las ocho de la mañana”,  aseguró la cónyuge del técnico en telefonía celular, mientras esperaba ser llamada para pasarle comida.

La mujer, quien no dio su nombre, explicó que se enteró de la detención de su pareja  por un  amigo de su marido que estuvo detenido por igual causa, pero que fue liberado el sábado por la tarde.

En el caso del barbero de 23 años, su pareja asegura que él fue sacado de su casa el viernes a las 8 y 30 minutos de la mañana,  es decir poco tiempo después que las autoridades policiales fueron informadas del crimen del oficial Luis Eduardo Medrano. 

Mientras que los dos comerciantes de chatarra fueron capturados el viernes por la noche en sus respectivas casas en el barrio Nueva Vida, en el municipio de Ciudad Sandino.