•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Policía Nacional de Honduras confirmó la captura de un exoficial de policía que fue dado de baja en  2016, como principal sospechoso de asesinato del nicaragüense Bosco Francisco Montenegro Quintana, de 39 años de edad, quien laboraba como analista financiero del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) en Honduras.

Las autoridades del vecino país informaron mediante una  nota de prensa la captura de Osmán Ariel Zamora Juárez, de 25 años, en un lugar  en la colonia Hacienda Real,  ubicada en el sector de las Casitas, donde agentes  de la Unidad de Delitos Contra la Vida  identificaron  al sospechoso.

El nicaragüense recibió un disparo en la cabeza, según la Policía hondureña, pero fue hasta el  domingo en horas de la noche que fue identificado.  

Medios de prensa hondureños informaron que Montenegro Quintana salió con un expolicía a un polígono, para practicar tiros.

Investigado

La  Fiscalía  ordenó la detención preventiva de Zamora al encontrar indicios suficientes que lo vinculan al hecho criminal.

Como parte de la investigación, la Policía le decomisó un arma de fuego, una pistola calibre 9 mm con su respectivo cargador de cinco proyectiles sin percutir,  una funda para arma, una camioneta, marca Nissan modelo Patrol, color verde con placa PCV-4403, lo cual es propiedad del sospechoso.

En la camioneta los especialistas realizaron inspección en la escena del delito, encontrando indicios que ayudarán a sustentar las investigaciones.

Además, las autoridades  recuperaron  el vehículo propiedad de la víctima, una camioneta marca Hyundai, modelo Tucson, color azul.

Las autoridades hondureñas no informaron sobre la cantidad total de involucrados en el asesinato, solo de la captura del expolicía.