•   Río San Juan, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un autobús que cubre la ruta Buena Vista-Boca de Sábalos, en el departamento de río San Juan se precipitó sobre un río, provocando la muerte de al menos cinco mujeres, una niña, un niño y un hombre.

El comisionado Noel Cruz, jefe de la Policía en San Carlos, río San Juan,  dijo que una hora después de la tragedia se habían identificado los cadáveres de  Julio César Sevilla, Benjamín Alemán Blandón, Enna María Morales,  Juliana Bravo Morales y Felipa Blandón Gómez, quedando pendiente la identificación de otros tres cuerpos.

El jefe policial, en declaraciones vía telefónica, explicó que la tragedia aconteció  cuando el chofer del autobús  lo estacionó de retroceso, dejándolo en neutro en una pequeña rampa.

El  conductor puso piedras como cuñas, las cuales se partieron, yéndose el bus de retroceso, por la pendiente,  al río Boca de Sábalo donde por su profundidad, el agua lo cubrió totalmente, señaló el comisionado Cruz.

Los cadáveres  fueron extraídos del río por los pobladores  y puestos a la orilla del río Sábalos, mientras quienes lograban sobrevivir fueron rescatados por lancheros de la zona.

En el sitio, cientos de pobladores de Boca de Sábalos se aglomeraron con el propósito de socorrer a quienes lograron salir con vida al hundimiento de la unidad de transporte colectivo.

Mientras tanto, en el hospital de San Carlos, río San Juan, el personal de emergencia se preparaba para recibir a quienes eventualmente podrán ser atendidos.

“Estamos preparados para atender cualquier eventualidad”,  aseguró vía telefónica el doctor Félix Alvarado, jefe de turno del hospital de San Carlos.

Semana fatal

Datos • Entre el lunes  21 y el domingo 27 de agosto fallecieron al menos 15 personas y otras 73 resultaron lesionadas, según el más reciente informe de la Dirección de Tránsito Nacional.

En ese mismo período  las autoridades contabilizaron 760 percances viales, de los cuales ocho fueron causados por el estado de embriaguez de los conductores involucrados en las desgracias.

En la semana anterior que comprende el período entre  el lunes 14 de agosto y el domingo 20 del mismo mes, la cantidad de accidentes y víctimas fue inferior  a la recién concluida.

En el lapso de tiempo antes mencionado se contabilizaron  735 accidentes viales con saldo de 56 lesionados y 13 víctimas fatales.

Del total de víctimas de la última semana, 14 eran hombres y solo una era mujer, detalló el Comisionado Mayor Sadi Martínez. De ellos, 8 eran conductores, 6 pasajeros y 1 peatón. 

Martínez también afirmó que en los retenes y vallas que la Policía de Tránsito mantiene en los 153 municipios del país, se detuvieron 36 conductores sin licencia y 39 motorizados sin licencia ni casco. 

Un total de 4,933 multas se aplicaron en estos retenes y 83 licencias se suspendieron porque los conductores manejaban en estado de ebriedad, añadió Martínez en el reporte policial. Este último dato incrementó con respecto a la semana anterior, puesto que entre el 14 y el 20 de agosto se suspendieron 75 licencias a conductores ebrios. 

El año pasado, Nicaragua registró 41,588 accidentes de tránsito, que dejaron 4,781 personas lesionadas y 791 fallecidas, según datos de la Policía Nacional.

Señalizan más vías

El comisionado mayor Sadi Martínez también anunció que el departamento de Ingeniería Vial de la Policía Nacional señalizó diversos puntos en diferentes carreteras del país. 

Entre ellas estuvo la señalización vial desde el kilómetro 203 hasta el 208 de la carretera Managua-El Rama, en donde también se instalaron 400 metros de defensa metálica. 

Mientras que en el empalme La Curva a Nueva Guinea se instalaron 32 kilómetros de líneas centrales y paralelas, informó Martínez. 

Durante esta semana en la carretera de San Benito a El Rama se señalizaron 79 kilómetros que incluyen líneas frontales continuas, discontinuas, paralelas, zonas escolares, pasos peatonales, reductores de velocidad y flechas direccionales.