•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hace trece años inició una de las ferias tecnológicas más exitosas del país. Desde la primera feria, efectuada en 2004, hasta la actual, que se está desarrollando esta semana, ha habido un cambio muy significativo, ya que se considera una de las ferias de mayor impacto socioeducativo a nivel regional.

Ernesto Varela, gerente general de Comtech, hace un breve recorrido por las ferias tecnológicas y sus alcances, los proyectos en desarrollo y la articulación exitosa que se da entre la empresa privada, el sector educativo e instancias gubernamentales.

¿Cuál ha sido la visión de Comtech al impulsar la tecnología y la educación en nuestro país?

Desde que nació la actividad ferial hace trece años, el trasfondo principal era promover las tecnologías dentro del empresariado, de las pymes, dentro de las estructuras de instituciones de gobierno. En ese momento consideramos que el recurso físico tecnológico jugaba un papel muy importante, pero en la medida en que va desarrollándose la tecnología van entrando muchos otros aspectos, como el software, luego de las herramientas como URP básico, contable y administrativo financiero.

Luego cuando miramos que necesitamos más inteligencia de negocio, entonces entra CRM, este tipo de estructura que gradualmente ha venido desarrollándose con los años. Las tecnologías han tenido que venir siendo adoptadas por diferentes instituciones o empresas para sacarle el máximo provecho.

Hemos entendido que también hay una gran diferencia entre las empresas y las personas que no usan tecnologías y las que las usan. Todas aquellas que están muy lejos del uso y la explotación de herramientas tecnológicas son menos eficientes, carecen de las mejores iniciativas y generalmente poseen los peores resultados.

La intención nuestra es que las tecnologías sean explotadas de la manera más justa y razonable, desde el punto de vista de los negocios y de las instituciones.

¿Cuál es el enfoque este año?

Hoy se está hablando de transformación digital, pero en esta transformación digital están convergiendo en muchos aspectos, no solamente qué herramientas utiliza, sino cuál es la visión que tiene una empresa, una institución para proyectarse al máximo con los productos o las herramientas que está utilizando.

No es utilizar herramientas o tecnologías porque está de moda, lo que queremos es ser más eficientes porque necesitamos llegar mejor a nuestros clientes, que es lo que necesita un país para mejorar económicamente. 

Depende mucho de qué plataforma estemos utilizando, pero en esta feria que hemos venido madurando nos estamos percatando de un punto: ahora ya no es si tienen la capacidad financiera para tener ciertas tecnologías, hoy es cuánto talento tienes dentro de tu institución para implementar estas tecnologías. Entonces eso es lo que vuelve un poco más compleja la situación.

¿Cuántas de nuestras empresas tecnológicas que nos provee de productos tienen la capacidad de poder hacer una consultoría y dar un salto más cualitativo a una empresa o a una institución recomendándoles ciertas tecnologías? No se puede crecer sin tecnologías, pero tampoco se pueden implementar buenas tecnologías si no hay talento humano ni recurso humano que las conozca. Por eso es que hoy converge mucho el tema en la feria tecnológica, que tiene que ver con transformación digital, porque no obedece únicamente a la compra y venta de un producto. Obedece a cuánto talento tenemos en el medio, cuánta capacidad de recurso podemos tener para poder implementar cierta tecnología, pero algo mucho más importante es cuánto de esta tecnología que voy a obtener me va a dar un salto cualitativo dentro de mi país, dentro del sector económico en que yo me desenvuelvo.

Por ejemplo, si son turísticas las empresas y van a buscar tecnología, lo primero es cuánto va a crecer si adopta tecnologías y cuál es el acompañamiento que va a tener esta empresa turística para sacarle el máximo provecho.

Como dije inicialmente, no solo es el producto que vendemos, sino cómo desarrollamos el talento humano que nos pueda ofrecer un acompañamiento al empresariado. El punto es cuánta capacidad tiene un gerente de TIC para recomendar cierta tecnología que hagan mejorar y crecer a la empresa, cómo las vuelve eficientes, cómo lograr sus objetivos es lo que tenemos como visión desde que inició el tema ferial, pero hoy vemos que se van juntando muchos aspectos que contribuyen a ese objetivo medular y determinante que es la eficiencia de las tecnologías explotadas debidamente e implementadas en un resultado de un producto final exitoso.

¿Cómo ha sido la respuesta de los públicos a quienes ustedes se dirigen con las ferias tecnológicas?

Ha sido bien curioso. Desde que propusimos la primera feria tecnológica, los propios fabricantes de tecnología vieron que no era viable una feria en Nicaragua. Hubo un poco de escepticismo. Cuán eficiente o buena iba a ser una feria en Nicaragua cuando nunca se había hecho, entonces tuvimos que justificar y decirles: ‘porque sí, en nuestro país se debería hacer’. 

En la región centroamericana se estaban haciendo muchas ferias de tecnología, pero fueron desapareciendo, y la única que ha venido quedando aquí con todos los proveedores de marca que se integran es esta, porque hay una sinergia de interés de todos los sectores que nosotros tocamos. 

¿Y cuál es el impacto que buscan obtener con estas ferias?

Necesitamos empoderar a todos aquellos que no son usuarios de tecnologías, a aquel que le teme a la tecnología. Más aún que las últimas ferias tecnológicas no solo la hemos enfocado en el sector empresarial, sino que integramos al sector educación. Nuestro enfoque a este sector es simple, muchos de ellos ya son nativos de la tecnología, otros que son los llamados ‘millennials’ conocen muy bien la tecnología y otros, de la generación X, que están un poco arrimados a la tecnología pero no están divorciados de estas. 

Si el 75% de la población, según las últimas estadísticas, está en manos de la juventud, ese sector activo laboral, eso te indica que ese 75% está en la fase de estudio o en una fase de la empresa donde acompañan a sus padres o forman parte de una empresa, entonces lo que debemos hacer es empoderarlos con tecnologías.

Nuestro enfoque es cómo estos jóvenes que están saliendo de cuarto y quinto año de carreras relacionadas con la electrónica, sistemas y computación, puedan conocerlas mejor desde una manera más interna y sepan cuáles tecnologías se usan en nuestro país para desarrollar las pymes de sus padres o las suyas.

Muchos estudiantes que egresan de esas carreras salen divorciados de las soluciones tecnológicas que hoy se ofrecen. El cómputo como tal no lo es todo, ahora integramos aplicaciones, software, el tema de la nube, entonces la idea de las conferencias es poner sobre la mesa cuáles son las soluciones que están siendo productivas, explotadas y adquiridas por las instituciones, empresas y público en general.

Tengo entendido que este año la audiencia creció, ¿cómo lo han logrado?

Fueron los mismos estudiantes de otros departamentos quienes iniciaron a señalar que solo se hacía la feria tecnológica en Managua y ellos querían ser parte de estas ferias. 

Fue entonces que me dije: “Tengo que hacer algo para la próxima feria”. Eso nos motivó a escalar y buscar el apoyo de instituciones como el CNU, donde el ingeniero Telémaco Talavera nos dijo: “tenemos plataformas a las que podemos sacarle provecho”. Hemos recibido la mejor atención, primero el Ministerio de Educación, luego del CNU y hoy del Inatec, que se suman para que sus plataformas puedan llevar esas conferencias a los rincones de nuestro país a través de videoconferencias.

Creo que estas dinámicas de apoyarnos todos es cuando más ganamos todos. Esta relación que tenemos con el sector educación ha fortalecido la estrategia de ampliar nuestros conocimientos.

Creemos y estamos convencidos de que estas informaciones no deben estar limitadas ni restringidas a ciertos grupos, sino que deben estar enfocadas al sector educativo y económico del país, así como el sector gobierno.

Aparte de las ferias, ¿qué otros proyectos están desarrollando?

Tenemos poco de haber iniciado el tema de la robótica. No tiene que ver con la feria tecnológica, pero siempre dentro de la tecnología. Tampoco se vuelve disruptivo con el tema tecnológico porque la robótica lo que persigue es desarrollar y sacar el máximo talento que tienen nuestros estudiantes con jugar aprendiendo y a la vez están desarrollando sus talentos.

¿Por qué se mete Comtech al tema de robótica? Porque nos percatamos que hay más de 70 países que están en estas actividades donde los jóvenes son exactamente los actores intelectuales de llevar a cabo las principales competencias, pero es divertido y a la vez desafían al talento humano. Queremos desarrollar una población más alta que esté interesada en ingeniería en Nicaragua.

Está demostrado que los principales países que regionalmente están utilizando robótica son los que están llevando la punta en el crecimiento económico de sus naciones, porque los recursos y el talento de su juventud profesional han desarrollado esas capacidades. Entonces al sector educativo le venimos a inyectar un poco más de dinamismo, vinculamos al estudiante, al docente, la institución, el interés que tienen las empresas privadas de tener talentos, habilidades de los que llegan a solicitar una plaza, pero que también tienen el desafío de crecer regionalmente y de competir como empresas.

En noviembre, Nicaragua entrará a una competencia internacional de robótica que se hará en Costa Rica. En ocho meses que llevamos aquí el desarrollo de la robótica en nuestro país, nos vamos a encontrar en esa competencia con países que llevan más de 30 años en este tema y nos entusiasma que durante estos pocos meses ya tenemos 22 clubes de robótica a nivel nacional, incluyendo la Costa Caribe. De estos saldrán tres equipos que nos van a representar.