•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ana Umaña López y Julio Hernández Cuadra ganaron el primer round,  pero no la pelea  que libran  con la Fiscalía y la Procuraduría General de la República PGR en los tribunales, instituciones que los  acusan por una estafa agravada de  C$1,088,100.00.

Esto porque en la primera audiencia del juicio que inició este martes en el Juzgado Sexto Distrito Penal de Juicio de la capital no fueron señalados por ninguno de los cinco testigos de cargo que declararon.

La fiscal auxiliar, Ligia Velásquez, explicó que será en la segunda audiencia de juicio, donde declararán los funcionarios de la Dirección de Contrataciones del Estado, que serán incriminados.

Esto porque según la acusación presentada por el Ministerio Público, Ana Umaña y Julio Hernández son quienes falsificando documentación del INTA obtuvieron de manera ilícita  cupones de combustibles.

Según la acusación, haciéndose pasar como funcionarios del INTA compraron en la Dirección de Contrataciones del Estado cupones para 8,720 litros de gasolina y 14,500 litros para diésel hasta por un C$756,000.

El combustible fue comprado con cupones en una gasolinera ubicada en la carretera Managua–Masaya, el 11 de abril del 2010, y después fue vendido por otros involucrados al dueño de una ferretería ubicada en residencial Las Colinas.