•   Caribe Sur, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los cuerpos de cuatro de las 13 personas que naufragaron el pasado 29 de junio en las aguas del Caribe nicaragüense a bordo del barco Miss Johana Betsey fueron recuperados ayer al mediodía, confirmó Frank Zeledón, papá de Eduardo Zeledón, propietario de la embarcación. 

“Los cuerpos ya los están sacando, ya la gente está trabajando ahí. Lo que nosotros queremos ahorita es sacar los cuerpos. Hoy ya recuperaron tres cuerpos más (aparte del que se había visto el día que se encontró el barco), pero ellos (los buzos) no han entrado hasta la cabina de abajo donde están durmiendo los marinos”, dijo ayer a radio La Costeñísima Frank Zeledón, papá de Eduardo Zeledón, propietario del Miss Johana Betsey. 

La mañana de ayer autoridades de Gobierno, Instituto de Medicina Legal, Policía Nacional, Fuerza Naval del Caribe y el Ministerio de Salud se reunieron para trazar una estrategia y así lograr la extracción de los cuerpos. 

Las operaciones continúan a cargo de la Fuerza Naval y buzos experimentados que llegaron desde Corinto. Tras dos meses de intensa búsqueda por parte de miembros de la Fuerza Naval del Caribe y buzos independientes, el barco fue localizado el pasado 28 de agosto a 23.5 millas náuticas de Corn Island y a una profundidad de 90 metros. Al lugar del naufragio fueron trasladados 13 ataúdes y familiares de las víctimas. 

La identidad de las personas cuyos cuerpos ya han sido recuperados será confirmada en las próximas horas por cuatro forenses del Instituto de Medicina Legal que se encuentran en Corn Island y fueron enviados por el Gobierno.

Se espera que los cuerpos sean trasladados hacia a Bluefields mañana. Las personas que viajaban a bordo del barco son los tripulantes Denis Antonio Ballesteros, de 45 años y capitán del barco; Aníbal Armando Ramírez, de 48 años, maquinista; Rolando Lazo Villarreal, winchero; y Daniel González, cocinero.

Y los marinos Esteban Jirón, Antonio Nicolás Melgara, Óscar Andrés Pérez, Rafael Junio Tablada, Genaro Enríquez González, Elmer de Jesús Patrick, José Daniel Mejía, Eiler Sebastián Bravo y Marcial Bautista Brenes.

Frank Zeledón indicó que, una vez se sustraigan los cuerpos de los 13 marinos, esperan poder recuperar el barco tipo langostero, fabricado en Brasil en 1988 con acero naval. Antes de pertenecer a Eduardo Zeledón fue propiedad de la empresa Central American Fisheries (CAF). 

Hace cinco años CAF vendió la nave en US$75,000 a Eduardo Zeledón, quien explicó que desde entonces el barco “trabajó sin problemas, estaba en muy buenas condiciones y (cuando desapareció el pasado 29 de junio) recién se le había dado mantenimiento”.

El Miss Johana Betsey zarpó de Bluefields a Corn Island el martes 27 de junio con 13 personas a bordo: cuatro tripulantes y nueve marineros. De Corn Island partió hacia el noreste de los Cayos Perlas el jueves 29 de junio —a las nueve de la noche—, dos horas más tarde la baliza de la embarcación emitió la última señal. 

Desde entonces estuvo desaparecido durante dos meses hasta el 28 de agosto, cuando fue localizado.