•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En la comunidad rural Palos Negros, en Rivas, para tener agua los pobladores se abastecían del pozo de la comunidad El Rosario y posteriormente tenían un proyecto con los habitantes de la Conchagua, sin embargo sufrían escasez. En ocasiones pasaban hasta ocho días sin disponer de agua, por esta razón decidieron crear su propio Comité de Agua Potable y Saneamiento (CAPS).

De acuerdo con la Alcaldía de Rivas, en el municipio funcionan 14 CAPS que se encargan de suministrar agua potable a más de 10,000 habitantes de zonas rurales. 

Según el alcalde de Rivas, Wilfredo López Hernández, la municipalidad junto a las autoridades de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) brindan acompañamiento técnico a estos proyectos de agua potable.

“La mayor problemática de los CAPS fue causada por los efectos de la sequía, pero hemos constatado que las fuentes se han recuperado y los CAPS están funcionando en un 100% para suministrar el agua potable. Estamos destinando fondos para mejorar y ampliar este servicio en las zonas rurales”, dijo el alcalde.

En el presente año, la Alcaldía destinó 5.2 millones de córdobas para la ejecución de proyectos destinados a mejorar y fortalecer el servicio que brindan los CAPS.

Ernesto Barrios, coordinador de proyectos de la municipalidad, destacó que entre los proyectos ejecutados se encuentra el mantenimiento y el reemplazo de equipos de bombeos que se brindó a los CAPS de la comunidad indígena de Veracruz y el del barrio El Golfo, donde el servicio tenía varios meses de estar suspendido.

Mejoría

Lugares como Los Horconcitos, barrio El Golfo, El Rosario Norte y Palos Negros están entre las zonas que se han visto beneficiadas con un mejor acceso al servicio de agua potable.

Ángela Durán, presidenta del CAPS de la comunidad Los Horconcitos, aseguró que la mejoría se debe a que las fuentes hídricas han recuperado el caudal y a la inversión para rehabilitar los equipos de bombeo y realizar nuevas perforación de pozos.

“Nosotros estamos feliz porque tenemos agua las 24 horas del día. Desde abril, cuando la Alcaldía destinó 635,000 córdobas para la perforación e instalación de un nuevo pozo, ya que el que teníamos en uso perdió su caudal producto de la sequía, pero ya se ha recuperado y ahora alternamos el servicio con ambos pozos”, comentó.

En esta comunidad, el CAPS suministra el vital líquido a 133 viviendas y beneficia a más de 650 pobladores y han establecido una tarifa por consumo de agua de 12 córdobas por metro cúbico.

Manuel Salvador Ibarra, miembro de la directiva del CAPS de Palos Negros, confirmó que en su zona también existe satisfacción de parte de la población con el suministro de agua y el pozo ha recuperado su caudal.

“Aquí tenemos 230 conexiones domiciliares y hemos dividido la comunidad en dos sectores. Gracias a Dios tenemos el privilegio de contar con agua en los hogares y no hay quejas desde noviembre de 2015, cuando se abrió el pozo artesiano de la comunidad”, refirió Ibarra, de 81 años.