•   Juigalpa, Chontales  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un grupo de médicos es investigado por un probable caso de negligencia que habría causado la muerte de un adolescente, informó la titular del Ministerio de Salud, (Minsa) Sonia Castro.

La ministra Castro anunció que un cuerpo de especialistas realiza una serie de auditorías para saber si hubo fallas en los procedimientos de atención del menor, quien fue atendido por apendicitis en el Hospital Escuela Asunción, de la ciudad de Juigalpa, departamento de Chontales.

“Estas auditorías ya iniciaron, esperamos que estén concluidas esta semana”, declaró Castro a través de medios oficiales.

El caso

El director del Sistema Local de Atención Integral de Salud, Silais- Chontales, doctor Samir Aguilar, señaló que el adolescente Ángel Rocha, de 14 años, fue operado tres veces de apendicitis por la doctora Eida Villanueva, cirujana pediatra, y luego murió por una sepsis.

Marlen Olivas, tía del adolescente fallecido, narró que el 17 de julio llevaron a su sobrino Ángel Rocha al Hospital Escuela Asunción por un fuerte dolor de estómago, pero que cuando al menor le hicieron una placa, esta arrojó que era una apendicitis que no estaba reventada.

Ante tal situación, la doctora Villanueva decidió operar. Según ella, la doctora  Villanueva le había dicho que todo había salido bien en la operación. 

“Lo metieron al quirófano, le preguntábamos ¿cómo salió?, salió bien, todo normal, nos dijo al consultarle cuando iban a darle de alta. Ella contestó que necesitaba una segunda placa, la cual decía que tenía cólico. Ella nos explicaba que eso se le quitaba caminando. Yo le decía a mi niño vamos a caminar y caminaba y caminaba. Ella decía después que tenía cólico”, contó Olivas.

Agregó que al cuarto día de operado la doctora llegó a decirle que lo iban a operar nuevamente porque las “tripitas” se le habían pegado. Aseguró Olivas que toda su familia se opuso a que el menor fuera operado por segunda vez y que querían la opinión de otros médicos.

“Antes de la segunda operación, mi mamá y yo peleamos para que nos diera la salida que lo íbamos a llevar a la Clínica San Ramón,  pero no nos dejaron y lo operaron”, dijo Olivas, quien aseguró que en total a su sobrino lo operaron 3 veces, pero que el adolescente siempre se sentía mal. También manifestó que en una de las operaciones le hicieron un corte de colon porque estaba infectado.

Tanto los familiares del menor, como vecinos y otros pobladores de Juigalpa, sostienen que el paciente fue víctima de una negligencia luego de la primera operación.

Posibles consecuencias

Castro aseguró públicamente que las autoridades y médicos del Minsa respetarán las conclusiones de las auditorías, y que dicho compromiso lo ha hecho saber a los familiares del menor.

Hasta el domingo pasado, los médicos, enfermeros y auxiliares involucrados en la atención al menor trabajaban con normalidad, ya que no necesariamente deben ser apartados de sus puestos, según las autoridades del Minsa.

Los investigados enfrentan sanciones que pueden ser desde algunos días de trabajo sin goce de salario, hasta la cancelación del contrato. El Minsa espera tener los resultados de la investigación esta misma semana.