•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Una jueza de Nicaragua ordenó hoy un proceso judicial contra el supuesto marero salvadoreño Sergio Antonio Umaña Salamanca, por los delitos de crimen organizado, transporte ilegal de estupefacientes y lavado de dinero.

La titular del Juzgado Noveno Distrito Penal de Audiencia de Managua, Indiana Gallardo, ordenó el juicio tras aceptar pruebas documentales y testimoniales presentadas por el Ministerio Público este martes, en una audiencia preliminar.

De acuerdo con la acusación, Umaña se dedicaba a robar y trasegar drogas en mar adentro, con colaboradores de El Salvador y Nicaragua. El supuesto pandillero, que se hacía pasar como nicaragüense bajo la identidad de Manuel Luna Salmerón, dirigía dos grupos de delincuentes, que operaban en el Pacífico norte de Nicaragua desde 2015, según el Ministerio Público.

Junto con Umaña el Ministerio Público acusó a los nicaragüenses Wilfredo Álvarez Montano y Arturo Epifanio Berríos Sánchez, así como a otras personas, que se encuentran prófugas, y cuyos nombres y nacionalidades no fueron revelados.

Umaña, quien se habría establecido en Nicaragua luego de huir de la justicia salvadoreña tras cometer un asesinato, fue capturado en julio pasado, según las autoridades nicaragüenses.

Al supuesto marero le fueron confiscadas dos viviendas, 328.328 dólares que mantenía ocultos en una de las casas, y varias armas de fuego. Umaña y sus colaboradores serán llamados a juicio en noviembre próximo, en una fecha aún no especificada.

A pesar de ubicarse en una de las zonas más inseguras del mundo, Nicaragua es considerado uno de los países más seguros de América Latina y no cuenta con poblaciones de pandilleros, como sus vecinos del norte.