•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dos exempleados del Ministerio de Educación (Mined) y un particular se apropiaron ilícitamente de 1,130 láminas de zinc que serían destinadas a colegios públicos.

La acción ilícita imputada a Luis Cáceres Narváez, exresponsable de la Unidad de Almacenes del Mined; a su secretaria, Guisell Espino Chavarría, y a Jairo Hurtado Narváez, causó un daño económico a la entidad estatal de C$555,259.40.

En la acusación radicada en el Juzgado Sexto Distrito Penal de Juicio de Managua, el Ministerio Público les atribuye a Luis Cáceres y Guisell Espino el delito de peculado y a Jairo Hurtado el ilícito de tercero beneficiado.

En el Código Penal se explica que comete el delito de tercer beneficiado a aquel que obtenga un beneficio derivado del actuar delictivo de los funcionarios públicos.

La Fiscalía respalda su escrito acusatorio en una resolución de la Contraloría General de la República, en la que se establece la presunción de responsabilidad penal para los dos exempleados del Mined.

El faltante de las 1,130 láminas de zinc fue descubierto en una auditoría hecha en los almacenes centrales del Mined, realizada en el período del 1 de enero de 2009 al 31 de marzo del 2010.

De acuerdo con las investigaciones hechas por la Policía, Luis Cáceres y Guisell Espino, quien está prófuga de la justicia, se coludieron para resellar requisas del zinc que los directores de los colegios públicos no retiraban en un plazo de 15 días después de emitidas.

El juicio que está en su recta final concluirá el próximo 19 de septiembre, según  lo dispuesto por la jueza suplente Miriam Guzmán.

El miércoles el juicio fue suspendido, porque la testigo de los abogados defensores no se parece a la de la cédula de identidad mostrada ante la judicial.