•   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La embajadora de los Estados Unidos en Nicaragua, Laura Dogu, recomendó estar pendiente de las acciones del Congreso de Estados Unidos en los próximos seis meses para conocer el futuro de los jóvenes beneficiados con el  programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia  (DACA, por sus siglas en inglés) y las acciones a tomar.

 “Se ha dado 6 meses y nuestro Congreso en los Estados Unidos tiene tiempo también para beneficiar ese grupo de “dreamers”. Mi consejo es siempre escuchar las denuncias del Departamento de Seguridad Interna en los Estados Unidos y hagan inmediatamente lo que ellos están diciendo porque es importante para su futuro”, explicó la diplomática.

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, manifestó que la decisión del presidente estadounidense Donald Trump es  lamentable. “Lamentar que estemos viendo ese tipo de posiciones, creo que estos jóvenes han dado lo mejor de sí para los Estados Unidos, inclusive dentro de estos jóvenes hay algunos que en los últimos días han contribuido con aquellos que resultaron afectados por el huracán Harvey en Houston”, señaló. 

Aguerri dijo que se trata de jóvenes educados, a diferencia de los que están regresando a países del Triángulo Norte (Guatemala, Honduras y El Salvador), donde están retornando muchos mareros. “Aquí estamos hablando de otro tipo de ciudadanos, jóvenes educados que si llegaran a regresar serían un factor de impulso a la economía de su país de origen”, agregó.

El asesor económico de la Presidencia, Bayardo Arce, por su parte consideró que para los nicaragüenses no habrá daños significativos, debido a que Nicaragua es el  país que menos niños migrantes manda a Estados Unidos. “No sé si en esos  800,000 casos haya nicaragüenses, lo que sí tengo claro es que somos el país que menos niños ha enviado”.  

En tanto, Álvaro Rodríguez, presidente de la Cámara  de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham), señaló que cualquier medida migratoria que no abra espacio a extranjeros para trabajar, causará problemas al país en cuestión. 

La embajadora Dogu se refirió también al Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés), del cual gozan algunos nicaragüenses, afirmando que hasta el momento no hay denuncias y que se debe esperar qué pasa en el futuro. 

Observación electoral 

Respecto al tema de la observación electoral por la OEA, la embajadora de los Estados Unidos en Nicaragua, Laura Dogu, dijo que “siempre estamos dispuestos a trabajar con la Organización de los Estados Americanos (OEA)”, comentó la diplomática.

Dogu explicó que están esperando un anuncio del Gobierno de Nicaragua o la OEA para ver cómo ocurre el proceso de observación. Recalcó que el caso del financiamiento corresponde a Washington y no a la Embajada. “El tema del financiamiento a la OEA para las observaciones de las elecciones en Nicaragua es de Washington y no de acá en Nicaragua. Pero estamos dispuestos para trabajar con la OEA  tratando  de apoyar sus actividades y escuchar lo que ellos están haciendo con el Gobierno en Nicaragua, pero nadie ha venido aquí y estamos esperando un anuncio del Gobierno de Nicaragua o la OEA que digan quiénes vendrán a observar y cuándo”. 

“Es algo importante porque la OEA tiene un acuerdo con el Gobierno de Nicaragua para traer un grupo de observadores a las elecciones municipales y para hacer proyectos más amplios después de las elecciones”, agregó.

En cuanto a los homicidios del directivo del PLC en el Caribe nicaragüense, Fidel Rodríguez y Zeneyda Patricia Salgado Matus, candidata a vicealcaldesa del mismo partido político del municipio de San José de Bocay, Jinotega, Dogu recomendó diálogo entre las partes para lidiar con las diferencias.

“Siempre hay muchas tensiones cuando hay elecciones pero la respuesta nunca es violencia, siempre es diálogo, creo que en cualquier país es importante seguir hablando para reducir la tensión”, comentó.

La embajadora estuvo presente durante la inauguración del noveno Congreso de la Red Académica de Comercio y Negocios (Racni) que se desarrolló en la Universidad Americana,  de la ciudad de Managua.

 A este evento también asistió el comandante Bayardo Arce, asesor económico de la Presidencia de la República de Nicaragua.

Arce durante su conferencia expresó que juntos, Gobierno, sector privado y academia, deben impulsar la diversificación de la producción y potenciar  la formación de los jóvenes para la cuarta Revolución industrial.