•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hay de todo tipo, color  y tamaño, y cada año se multiplican por los diversos tramos de  la carretera del departamento de Rivas. Las cruces son la huella de  trágicos  accidentes de tránsito que han cobrado  la vida de hombres, mujeres y niños.

Unas son más visibles y coloridas que otras, sin embargo los  conductores parecen no percatarse de la advertencia que representan y el peligroso fenómeno contra la vida que evidencian en las carreteras.  Estadísticas de la Policía del departamento de Rivsa revelan que entre el 2015 y el 8 de septiembre de 2017, en las carreteras rivenses han fallecido 114 personas, de las cuales 50 eran motociclistas. Las cifras solo confirman el incremento de cruces en las carreteras.

Para el reverendo Carlos Villagra, estas cruces deberían ser una advertencia y un llamado a la reflexión de los conductores.

“El incremento de cruces en la carretera es una realidad y es lamentable porque esto refleja que no amamos, ni  le estamos dando la importancia debida a lo que significa la vida. Ese don tan precioso y especial que Dios nos otorgó”, manifestó el líder religioso de la ciudad de Rivas.

Vida truncadas

Una tragedia grabada en tres cruces es el accidente en el que perdieron la vida  Jessica Carolina Mongalo, de 28 años; su hija Ileana Carolina Bermúdez, de 5 años, y el comerciante  Wilfredo Alcócer, de 42 años.

La tragedia se escenificó el 13 de noviembre del 2015 en el kilómetro 129.8 de la carretera que conduce a San Juan del Sur, cuando Alcócer perdió el control del  vehículo  Kia, blanco, placa costarricense 593960, en el que se movilizaba en  compañía de Carolina y su hija.  Tras salir de la carretera el vehículo impactó inicialmente  contra un poste de concreto de kilometraje y luego contra un árbol, ocasionando el impacto la muerte instantánea de los tres pasajeros. 

Sin navidad

Yesenia Urbina, de 34 años,  perdió a dos familiares en diferentes accidentes de tránsito. Primero perdió a su único  hermano y luego a su papá Saturnino Urbina Arévalo.

“Mi hermano Carlos murió de 24 años en un accidente de moto el 18 de diciembre del 2008, cuando regresaba de San Juan del Sur a Rivas. Y luego el 2 de enero del 2011, pereció mi papá en otro accidente de moto que ocurrió en la carretera que une Rivas con Veracruz. Fue algo duro para la familia y aún están las secuelas”, aseguró Yesenia, quien dice que esos hechos marcaron su familia, por lo que ya no celebran la Navidad.

En ambos accidentes  estuvo de por medio el consumo de licor. 

 “Los accidentes quedan para toda la vida.  Mi mamá sufrió depresión y tuvo que ser tratada por un médico, y  como parte de la secuela aún vivimos con  el temor de contestar llamadas en horas de la  noche, ya que se nos viene a nuestra mente que puede tratarse de una mala noticia de otro familiar”, explicó Yesenia.

Accidente con 12 muertos

Entre los rivenses que de milagro han sobrevivido a  los  desastres viales se encuentra el joven Jean Carlos Páez, quien nunca olvidará la madrugada del 3 de abril de 2010, cuando un accidente cobró la vida de 12 jóvenes en el kilómetro 118 de la carretera Panamericana Sur.

Los 12 fallecidos viajaban de San Juan del Sur en una camioneta de tina conducida por Aldo Mora, quien traía como copiloto a Páez “y regresábamos del mar alegres,  influenciados por el licor y hasta sonando tambores...fue algo duró porque en segundos perdí a  nueve amigos y  Rivas se apagó con estas muertes múltiples”, resaltó.

“Estas historias tristes junto a las cruces deben  de  llamarnos a la reflexión, a buscar de Dios   y a  estar claros de que el exceso de velocidad y el  licor son graves a la hora de conducir y que las secuelas  no se acaban con la muerte de las víctimas”, dijo Páez. Según las estadísticas policiales, en el 2015 fallecieron 40 personas por accidentes de tránsito. Este año se contabilizan 34 fallecidos. Las cifras a la vez señalan que en el 2015 los motorizados se vieron involucrados en 22 accidentes, que provocaron 24 decesos. En 2016 protagonizaron 9 accidentes con igual número de víctimas. En 2017 han causado 17 accidentes mortales, con un saldo de 18 fallecidos. En las últimas horas la Policía Nacional reportó tres accidentes de tránsito en Managua, Rosita y Estelí.