•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El empresario nicaragüense César Zamora Hinojos y la organización no gubernamental estadounidense Freedom House llegaron a un arreglo amistoso, con el que se pondría fin a una demanda por difamación que Zamora habría entablado a finales de agosto pasado contra la ONG.

La información fue revelada este lunes a través de una carta dirigida a Zamora y firmada por Michael J. Abramowitz, presidente de Freedom House, con fecha 8 de septiembre de 2017. El documento señala el acuerdo de “que ninguno de nosotros iniciará procedimientos legales contra el otro, y cada uno de nosotros acuerda liberar todas las quejas que pudiéramos tener hasta hoy contra el otro”.

Abramowitz explica en la carta que, como parte del acuerdo, en el sitio web de Freedom House se publicará “la carta del señor Ponce dirigida a usted (Zamora) el 25 de agosto de 2017, así como una traducción al inglés por un período de al menos siete días”.

“En segundo lugar, el señor Ponce y yo estaremos encantados de reunirnos con usted en persona el lunes 11 de septiembre cuando esté en Washington, DC. Esperamos con interés reunirnos con usted”, escribió Abramowitz.

El acuerdo amistoso entre Freedom House y Zamora fue sellado este lunes en una reunión en Washington, entre Abramowitz, Ponce, César Zamora y José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep).

Conozca todo sobre el caso

LA DISCREPANCIA

El conflicto surgió cuando el 16 de agosto pasado el director para América Latina de Freedom House, Carlos Ponce, afirmó en un programa de televisión de Nicaragua que César Zamora estaba en una lista de nicaragüenses que serían sancionados por el gobierno de Estados Unidos, por supuesto involucramiento en actos de corrupción y violación de derechos humanos.

El empresario César Zamora. Archivo/ENDZamora, quien es presidente de la Cámara Nicaragüense de Energía, respondió entablando una demanda judicial contra Ponce y Freedom House, exigiendo una disculpa y que el director para América Latina del organismo se retractara de lo dicho en el programa televisivo.

Días después, Ponce se retractó de las declaraciones, a través de una carta enviada a Zamora, en la que admitió haber recibido “una información equivocada y al verificarla inmediatamente procedí por diferentes vías a informar de mi error y pedirles disculpas públicas”.

Esta carta, fechada el 25 de agosto y membretada con el logo de Freedom House, está disponible en el sitio web de Freedom House.

“Mi disculpa ha sido incluida en diversos medios televisivos, radiales e impresos, entiendo que también ha sido difundida en redes sociales y ha sido objeto de múltiples comentarios”, escribió Ponce a Zamora.

En una conferencia de prensa, Zamora señaló que al interponer la demanda contra Freedom House, lo que buscaba era obtener una “disculpa pública” de la organización.

“Estas declaraciones resultaron indignantes y las acusaciones han demostrado ser falsas, dicho por ellos mismos. De lo que se trata en este caso es de buscar la verdad y de reparar los daños que se han cometido conmigo”, enfatizó Zamora entonces.