•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Este lunes en los tribunales capitalinos fueron sentenciados a 24 y 4 años de prisión dos acusados y otros dos declarados culpables. 

En el primer caso, Jeffrey Alemán Garay y Gerson Obregón Alemán fueron sentenciados a 24 y 4 años de prisión respectivamente por su involucramiento en el robo y posterior asesinato en perjuicio de Óscar Tórrez Largaespada.

Mientras tanto, en el Juzgado Tercero Distrito Penal de Juicio, dos salvadoreños fueron declarados culpables por el asesinato de su compatriota Francisco Melgara Andrade. En este caso la Fiscalía pidió 30 años de prisión para los extranjeros.

Larga condena 

El juez Quinto Distrito Penal de Juicio de la capital Alfredo Silva Chamorro condenó a Jeffrey Alemán Garay a cuatro años  por robo con violencia frustrado  y a 20 años por  asesinato en perjuicio de Óscar Tórrez Largaespada.

En la misma resolución, el judicial  titular del Juzgado Quinto Distrito Penal de Juicio de la capital, sentencia a Gerson Obregón Alemán a cuatro años por robo con violencia frustrado. A este último un tribunal de jurado lo declaró no culpable por el crimen de Óscar Tórrez Largaespada.

El  crimen de Óscar Tórrez aconteció la mañana del 3 de febrero del 2017 en una calle del barrio Cuba, en el Distrito II de Managua. La víctima esa mañana  iba en una motocicleta cuando resultó baleado mortalmente.

Otra suegra asesina 

En el Juzgado Tercero Distrito Penal de Juicio, un tribunal de jurado le tiró bolas negras a los salvadoreños Ervin Enrique Balladares y Olivia Raquel Sánchez al declararlos culpables por el asesinato de Francisco Melgar Andrade.

Una vez conocido el fallo de culpabilidad, la fiscal auxiliar Regina Montano pidió para Ervin Balladares y Francisco Melgar la pena máxima de 30 años de prisión y los abogados defensores, 20 años.

En el juicio quedó demostrado que Olivia Sánchez, suegra de la víctima (Francisco Melgar), lo invitó a tomar licor en el cuarto que ella alquilaba y una vez que estaba ebrio junto con Ervin Balladares le dieron de martillazos en la cabeza hasta quitarle la vida, señaló la representante del Ministerio Público. Este crimen ocurrió la madrugada del 24 de febrero del año en curso en el cuarto que alquilaba Olivia Sánchez, en el barrio Andrés Castro. El cadáver de la víctima fue encontrado en un basurero donde fue lanzado por los victimarios. La lectura de sentencia para los condenados está prevista para hoy miércoles a las dos de la tarde en el Juzgado Tercero Distrito Penal de Juicio.