•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Para 2020 los procesos médico-legales y forenses realizados por el Instituto de Medicina Legal (IML) de Nicaragua podrían estar acreditados internacionalmente, lo que demostraría que los exámenes realizados en dicho instituto tienen la calidad necesaria para ser reconocidos como pruebas científicas en cualquier país del mundo. 

Así lo reveló el director del IML, Zacarías Duarte, quien destacó que esta acreditación reconocería que el IML tiene las competencias técnicas y científicas para cumplir con estándares internacionales, y que cuenta con profesionales especializados para hacer los análisis. 

“Esto hace que los institutos de medicina legal sean instituciones confiables, donde los operadores del sistema de justicia confían plenamente en los resultados emitidos, y que la población también tenga un alto nivel de confianza, de credibilidad, de que el resultado que se está emitiendo es únicamente la verdad científica”, comentó Duarte. 

Sistema de gestión de calidad  

El primer paso para lograr la acreditación internacional es la implementación de un sistema de gestión de calidad, para lo cual en el IML ya se encuentran en el proceso de organización de dicho sistema.

“Hay cuatro o cinco normas ISO diferentes que se aplican a las instituciones forenses. Dentro de ellas destaca la 17025, que está enfocada en asegurar la calidad y la eficiencia de los laboratorios de ciencia forense, en nuestro caso específicamente los laboratorios de ADN, serología y toxicología”, aseveró Duarte, destacando que hace un mes inauguraron los nuevos laboratorios que fueron construidos tomando en cuenta estas normas, lo que facilitará el cumplimiento de las mismas.  

La siguiente fase es la aplicación de la norma por un año, tras lo cual solicitarán la acreditación del Organismo Nacional de Acreditación (ONA), un ente público regulado por el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio. “Una vez que nos acredite la ONA, automáticamente somos elegibles para ser acreditados como parte de las normas ISO”, mencionó el representante de gestión de calidad del IML, Leslye Haslan. 

Regulación integral

Las autoridades forenses informaron que las normas que implementarán regulan el personal médico, la parte administrativa y además aspectos de higiene ocupacional, seguridad laboral y cuido del medioambiente. 

“Además de esa parte eminentemente científica, las normas regulan todo el aspecto administrativo y de planificación, para que los recursos humanos, periciales y la organización del sistema sea lo más eficiente posible”, destacó Duarte, lo que permitirá “asegurar todos los recursos, la tecnología, las condiciones físicas y la calidad profesional de los recursos humanos”. 

Además, las normas ISO buscan regular el impacto medioambiental de los procesos forenses. “Por ejemplo, regulan el uso de la luz y el aprovechamiento de la luz natural. El uso del agua, que tiene que ser racional. El manejo de los desechos, de todos los residuos tóxicos, presentan formas concretas de cómo se deben manejar para evitar la contaminación y el uso irracional de los recursos naturales”, detalló el directivo.

Guatemala, Costa Rica y Panamá

A nivel centroamericano, en los respectivos centros forenses de Guatemala, Costa Rica y Panamá también están en proceso de acreditación de las normas ISO y la implementación del sistema de gestión de calidad. 

El Instituto Nacional de Ciencia Forense de Guatemala (Inacif) es el único que ya tiene acreditación en la región, pero de la norma ISO 9001, que regula solamente los procesos administrativos. 

“Este ha sido un esfuerzo coincidente, pero a la vez es una necesidad que se les impone a todos los institutos de medicina legal del mundo, porque esa es la mejor manera y tal vez la única manera de poder demostrar que los análisis que realizan son confiables”, agregó Duarte.