•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tres niñas de 9, 10 y 12 años, hijas de la nicaragüense Sabina Reyes Icabalceta, quien fue asesinada el pasado 14 de septiembre en la Zona 1 de la Ciudad de Guatemala, siguen esperando que familiares de su mamá las contacten para no ser llevadas por las autoridades de ese país a una casa hogar. 

Versiones extraoficiales indican que la nicaragüense de 37 años fue asesinada la tarde del jueves por miembros de la Mara Salvatrucha, luego de resistirse a pagar US$30 de peaje por dedicarse al trabajo sexual en un territorio tomado por mareros. El cuerpo de la mujer permanece en la morgue.

La fémina llegó a Guatemala hace 14 años y vivía junto a sus tres hijas en una casa rentada en el municipio de Chinautla, perteneciente a la provincia de Guatemala. 

El nicaragüense Kevin Meynard, amigo y vecino de la fallecida, explicó a El Nuevo Diario que las niñas permanecen bajo la tutela temporal de la dueña de la casa donde la nica rentaba.

“La dueña de la casa que rentaba Sabina no quiere entregar a las niñas, ni siquiera las deja salir. Prácticamente las tiene secuestradas porque no quiere que ninguno de los vecinos tengamos contacto con ellas, dice que se las quiere quedar. Ayer se presentaron dos compañeras de trabajo de Sabina en compañía de un señor que decía que él tenía dinero y que se podía hacer cargo de las niñas. El miedo de nosotros es que las quieran prostituir”, comentó el nica.

La guatemalteca Nanci Mota Gudiel, amiga de la fallecida, también dice querer obtener la tutela de las niñas, pero necesita la autorización de un familiar.

El nica Kevin Meynard está dispuesto a colaborar con la familia de la nicaragüense Sabina Reyes, pero espera que lo contacten al teléfono 00502-5880-8669 y así puedan entrar en contacto con las menores de edad. 

Según Meynard, Sabina Reyes decía que su mamá vive en Masaya y que se llama María. “No sabemos nada más que eso, por eso el lunes voy a ir a la embajada de Nicaragua en Guatemala para ver de qué forma ellos nos pueden ayudar a encontrar a la familia de Sabina”. 

Niñas ya vivieron en casa hogar

Sabina Reyes era madre soltera y dedicada a sus hijas. Según contó su vecino, el nicaragüense Kevin Meynard, las iba a dejar a la escuela, regresaba por ellas a la salida y las dejaba en su casa con la comida hecha. “Después ella ya regresaba a su trabajo y volvía a la casa a las 7:00 p.m. con la cena de sus hijas”, explicó. 

Las tres niñas son nacidas en Guatemala. Kevin Meynard reveló que Sabina tuvo una pareja que maltrataba a las niñas, por lo que perdió temporalmente la patria potestad de las menores. Luego con la ayuda de la embajada de Nicaragua en Guatemala pudo recuperarlas y el hombre agresor fue enviado a la cárcel. 

Mientras vivió en Guatemala, Sabina Reyes nunca regresó a Nicaragua por su condición migratoria irregular. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus