Rafael Lara
  •  |
  •  |
  • END

En representación de la Procuraduría de Derechos Humanos, PDDH, el procurador Sixto Ulloa convocó a una reunión al procurador ambiental y a la delegada del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, Marena, para encontrar una solución que permita que la tenería granadina La Fuente, con su nueva administración, siga funcionando, y no dejar a 50 cabezas de familia en el desempleo.

La convocatoria para la próxima semana se realizó después que los trabajadores de esa empresa se enteraron de que la nueva administración tendrá que prescindir de sus servicios, luego que los inversionistas no han podido ni obtener los permisos para la remediación de los daños ocasionados por la irresponsabilidad del propietario anterior.

Ruth Alonso, en representación de una comisión de los trabajadores afectados, interpuso la denuncia en la PDDH, alegando que la anterior administración realizaba labores de trabajar cuero, violando las normas ambientales, por lo que en muchas ocasiones hubo emanación de malos olores, producto de los desperdicios, lo cual afectó a las comunidades cercanas. Ante la situación, el Marena cerró la empresa temporalmente, y envió a los trabajadores a la calle.

Sin embargo, con una nueva administración e inversionistas atentos a respetar las disposiciones gubernamentales, se recontrató al personal y se iniciaron las gestiones para reiniciar operaciones, pero después de 12 meses, el Marena aún no le permite habilitar la empresa, sin brindar mayores explicaciones.

Proponen crear comisión

Ulloa opina que el caso podría reducirse a falta de comunicación, por lo que en conjunto con el procurador José Luis García ha considerado crear una comisión que busque obtener, para la próxima semana, los argumentos de la delegación del Marena de Granada, con el fin de encontrar una solución, y que se cumplan las medidas de seguridad ambiental y no se lance al desempleo a estas personas.

“No es posible que en una situación económica tan crítica, no se permita a la nueva administración trabajar, siempre y cuando cumpla con lo estipulado por las autoridades”, dijo el procurador.

El pronunciamiento de los afectados, dirigido al presidente Daniel Ortega, señala que “ya es hora de demostrar que el pueblo manda, que somos pueblo presidente. Basta ya de hambre, de falta de oportunidades para un trabajo digno. Basta de incertidumbre”